Legalizar la droga no reduce violencia, dice Zar antidrogas de EE.UU.

Gil Kerlikowske aseguró que esa es la idea que se está vendiendo para reducir la delincuencia, " lo cual es totalmente falso".

El director de la Oficina de Política Nacional de Fiscalización de Drogas de Estados Unidos, Gil Kerlikowske, reprobó la idea de que legalizar las drogas reduzca los niveles de violencia de México.

"No creemos que la legalización vaya a bajar los actos de violencia en ninguna parte", sostuvo el zar antidrogas en Ciudad de México.

Al participar en el Encuentro Binacional para la Cooperación en Materia de Reducción de la Demanda de Drogas México-Estados Unidos, aclaró que su Gobierno rechaza esta propuesta porque tampoco "resuelve los problemas económicos, ni de procuración de justicia".

"Actualmente esa idea se está vendiendo para reducir la violencia en México. Nosotros sabemos que no va a ser útil legalizar las drogas. Por el contrario, pensamos que será altamente perjudicial. Que quede clarísimo que esa es nuestra posición", sentenció.

Kerlikowske dijo que muchos funcionarios de su país así como del mismo estado de California, donde próximamente se votará una ley para legalizar la marihuana, "se oponen a que pueda permitirse el consumo".

En este acto, la primera dama de México, Margarita Zavala, y el ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova, respaldaron al funcionario estadounidense al coincidir que se requiere fortalecer de manera bilateral la lucha contra el consumo y uso de drogas, particularmente en niños y jóvenes.

"No se puede permitir la legalización de las drogas como la marihuana. Ni siquiera como medicamento pues hay medicinas que pueden resolver con mayor efectividad los problemas que puede atender esa droga", consideró Córdova.

Zavala reconoció que los soldados no podrán combatir solos el narcotráfico sin el apoyo y trabajo de la sociedad para impulsar entre el sector joven programas de prevención y atención del uso de drogas.

Gil Kerlikowske fue nombrado en 2009 como nuevo responsable de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas con la intención de centrar sus esfuerzos en reducir la demanda de drogas, que afecta de manera importante a jóvenes y niños en Estados Unidos.

Desde hace tres años y medio, el Gobierno del presidente Felipe Calderón enfrenta una dura lucha contra el narcotráfico, que se ha cobrado hasta la fecha más de 28.000 muertos.

Algunos legisladores izquierdistas de la cámara baja de México presentarán en los próximos meses una iniciativa para que se legalice el uso de la marihuana para uso médico.