Vaticano intercedió por la iraní Sakineh mediante "canales diplomáticos"

El papa Benedicto XVI no hizo ninguna alusión al asunto este domingo durante la plegaria del ángelus.

El Vaticano recordó el domingo que se opone a la pena de muerte, a propósito del caso de la condena a lapidación de la iraní Sakineh Mohammadi Ashtiani, y afirmó que intercede ante las autoridades de Irán "por vía diplomática" y no públicamente, indicó su portavoz.

"Le Santa Sede sigue este caso con atención e implicación", declaró el padre Federico Lombardi en "una respuesta a las preguntas de los periodistas", transmitida a la prensa el domingo.

"La posición de la Iglesia, opuesta a la pena de muerte, es conocida, y la lapidación es una forma particularmente brutal", dijo.

En efecto, el papa Benedicto XVI no hizo ninguna alusión al asunto este domingo durante la plegaria del ángelus.

Sakineh Mohammadi Ashtiani, acusada de adulterio y complicidad en la muerte de su marido, fue condenada a muerte por lapidación en 2006. La condena desencadenó una gran campaña internacional destinada a evitar su ejecución.

Temas relacionados