Obama pide a Estadounidenses tolerancia religiosa

El Presidente de EE.UU. hizo referencia a las amenazas de un pastor protestante en Florida de quemar ejemplares del Corán.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, lanzó un llamamiento en favor de la tolerancia religiosa e instó a los ciudadanos a "conservar" esos valores, pues dijo: "somos una nación ante Dios, con independencia de cómo le llamemos".

Obama hablaba así en una rueda de prensa, en referencia a las amenazas de un pastor protestante en Florida de quemar ejemplares del Corán y en respuesta a una pregunta sobre las crecientes suspicacias contra el Islam que las encuestas detectan entre la población estadounidense.

Acerca de las amenazas del pastor Terry Jones, Obama aseguró que "la idea de quemar los textos sagrados de otra religión contradice los principios que defiende este país y en los que se basa nuestra nación".

Además, indicó, "este tipo de comportamiento pone a nuestros militares en peligro y se convierte en una herramienta para el reclutamiento de la red terrorista Al Qaeda".

Como comandante en jefe de las tropas estadounidenses, agregó el presidente, "debo asegurarme de que no empiezan a aparecer sujetos que intentan llamar la atención" con este tipo de amenazas.

"Esto pone en peligro a nuestros hijos e hijas" que combaten en el exterior y "no se debe jugar con eso", insistió el presidente estadounidense.

En un momento poco frecuente en él, el presidente estadounidense se volvió introspectivo y reveló que se apoya "fuertemente" en su "fe cristiana para desarrollar" su trabajo y por ello entiende "las pasiones que la fe puede generar".

No obstante, subrayó: "también entiendo que la gente puede practicar distintas religiones que no sean la mía, y siguen siendo buenas personas, buenos vecinos, gente que lucha junto a nosotros en las batallas".

"No nos volvamos los unos contra otros. Somos una nación ante Dios, podemos llamarle por diferentes nombres pero seguimos siendo una nación", instó el presidente estadounidense.