Israel afirma que acuerdo con los palestinos puede tardar décadas

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, dijo que falta confianza entre las partes.

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, dijo ante la Asamblea General de la ONU que llegar a un acuerdo con los palestinos "puede durar décadas" y que la ANP "desperdició" el tiempo al no aceptar un acuerdo sobre la moratoria de los asentamientos.

Lieberman se refirió en su discurso a que "hay falta de confianza entre las partes" y dijo que en "esas condiciones" habría que centrarse "en un acuerdo intermedio a largo plazo, lo que puede llevar décadas".

"Tenemos que educar a una nueva generación que tenga confianza en el otro y no se deje influir por los mensajes extremistas y provocadores", aseguró el ministro israelí en su intervención en los debates públicos del nuevo período de sesiones de la Asamblea General.

Lieberman consideró que el principal obstáculo para alcanzar el acuerdo es "la fricción entre dos naciones", por lo que el "principio que guíe el proceso hacia un acuerdo final no debe ser el de paz por territorios, sino el de intercambio de territorios poblados".

"No estoy hablando de traslado de poblaciones, sino de trasladar las fronteras para que se ajusten a las realidades demográficas", insistió.

El jefe de la diplomacia israelí rechazó la idea de que los asentamientos judíos en territorio ocupado sean el principal obstáculo para un acuerdo con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), ya que, señaló, Israel firmó la paz con Jordania y Egipto pese a la presencia de colonos en territorio conquistado en la guerra de 1967.

Además, a cambio de la retirada de los asentamientos en Gaza, "tenemos a Hamás en el poder y el lanzamiento de miles de misiles contra Sderot y el sur de Israel", señaló.

Por otro lado, el ministro israelí rebatió el argumento de que para afrontar el "asunto iraní", primero se debe resolver el conflicto con los palestinos.

Al contrario, prosiguió Liberman, para el que Irán puede "frustrar" cualquier acuerdo mediante su influencia en "organizaciones terroristas" como Hamás, la Yihad Islámica o Hizbulá.

"Por tanto, si buscamos un acuerdo perdurable con los palestinos, que aborde las verdaderas raíces del conflicto y perdure por muchos años, hay que entender que primero se debe resolver el asunto iraní", apuntó.

Lieberman negó que exista en Israel una división entre quienes quieren la paz y quienes prefieren la guerra, y dijo que las diferencias estriban en cómo alcanzar la paz, la seguridad y la estabilidad.

"Estamos dispuestos a lograr una solución justa y cooperar con la comunidad internacional. Sin embargo, no estamos dispuestos a comprometer nuestra seguridad nacional o los intereses vitales del Estado israelí", agregó.

Tras la decisión del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, de no ampliar la prórroga sobre los asentamientos de colonos judíos en Cisjordania que expiró el domingo, el presidente de la ANP, Mahmud Abás, dijo el lunes en París que no habrá decisión sobre la reanudación de las negociaciones hasta después de la reunión de la Liga Árabe el próximo 4 de octubre.

Con anterioridad, Abás había señalado que peligraba la continuidad de las conversaciones de paz reanudadas por las partes el pasado 2 de septiembre en Washington si Israel no accedía a ampliar esa moratoria.

Durante los debates de la Asamblea General el Reino Unido, Francia y Turquía, entre otros países, se han referido al impacto negativo de la decisión de no ampliar esa moratoria en las negociaciones, al igual que hizo el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que expresó "decepción" por la posición de Netanyahu sobre los asentamientos judíos.

El enviado especial para Oriente Medio de EE.UU., George Mitchell, viajó el lunes a la zona para intentar que las partes encuentren una vía para continuar sus negociaciones directas, indicó el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley.

Temas relacionados