Por fuertes lluvias helicópteros de rescate no han llegado a zona del derrumbe en México

Vecinos de la zona buscan con sus propias manos y entre los escombros a los sobrevivientes que todavía permanecen bajo toneladas de tierra.

La comunidad de Santa María de Tlahuitoltepec, donde un alúd de tierra sepultó cientos de casas, busca con sus manos sobrevivientes entre los escombros en este poblado indígena (sureste), incomunicado por derrumbes que han bloqueado la única carretera de acceso.

Debido a la persistente llovizna y espesa neblina, los helicópteros tampoco han podido llegar a este poblado localizado a 130 km del noreste de Oaxaca (sureste), capital del estado del mismo nombre.

"Han llegado habitantes de poblados cercanos y escarban, muchos con sus manos, tratando de llegar a las viviendas", dijo vía telefónica satelital, única forma de comunicación, Donato Vargas, el secretario de bienes comunales del pueblo, de 10.000 habitantes erigido en la sierra Mixe, con montañas de 2.400 m de altura, que se rige por las formas de gobierno indígena y cuenta con pocos servicios.

En un balance preliminar difundido al medio día, el gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, reportó al menos "siete muertos y 100 desaparecidos". Ruiz había estimado inicialmente que los muertos podrían llegar hasta mil.

"Tememos que las personas desaparecidas estén sepultadas dentro de sus viviendas porque ya las hemos buscado en lugares cercanos", agregó Vargas.

"Pedimos auxilio urgente del Ejército y del gobierno porque hasta el momento nadie ha llegado", añadió Vargas.

Pero un derrumbe sobre la carretera que comunica al poblado con la capital estatal ha impedido avanzar a los cuerpos de rescate del Ejército y del organismo estatal de Protección Civil.

Una caravana de ambulancias, vehículos de los bomberos, maquinaria y unidades militares intentaba hallar un paso hacia el poblado.

"Estamos tratando de dar vuelta por Otlocotlán, esperemos que podamos llegar en la tarde", dijo a los periodistas Gilberto Avalos, miembro de uno de los cuerpos de socorro.

El caos y la confusión se apoderaron del poblado cuando la avalancha de tierra y lodo comenzó a caer sobre las viviendas, mientras los habitantes se encontraban dormidos, señaló.

El derrumbe en Santa María Tlahuitoltepec fue provocado según las autoridades por las fuertes lluvias que han afectado las últimas semanas los estados del sur de México y a Centroamérica, desencadenadas por el paso de tormentas tropicales y huracanes.

El gobierno mexicano que califica la actual como la temporada más fuerte de lluvias desde que hay registro, señala que las precipitaciones han dejado desde mediados de mayo más de 80 muertos, más de 810.000 damnificados y pérdidas cercanas a los 4.000 millones de dólares.

Temas relacionados