Consejo de Seguridad de la ONU levanta sanciones a Sierra Leona

La resolución fue unánime por los 15 miembros del máximo órgano de seguridad.

El Consejo de Seguridad de la ONU levantó este miércoles el embargo de armas y otras sanciones económicas impuestas a Sierra Leona hace más de 12 años para poner fin al devastador conflicto interno en el país africano.

En una resolución adoptada por unanimidad, los 15 miembros del máximo órgano de seguridad explicaron que las sanciones eran innecesarias después de que el Gobierno hubiera restablecido el control sobre todo el territorio y desmovilizar a los antiguos guerrilleros rebeldes.

Al mismo tiempo, decidieron ampliar el mandato de la misión civil de la ONU en el país (UNIPSIL) para mantener el respaldo internacional a los esfuerzos de la sociedad sierraleonense para consolidar la paz.

“La acción que tomamos hoy es un hito importante en la larga recuperación de Sierra Leona”, aseguró en un posterior comunicado la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice.

La diplomática resaltó que las sanciones adoptadas hace más de 12 años ayudaron a limitar el alcance del conflicto en Sierra Leona (1991-2002) , que causó unos 50.000 muertos.

“Gracias a la mejora considerable de la situación en Sierra Leona, el trabajo de su tribunal (internacional) especial y la desmovilización de los grupos armados, ahora podemos levantar las sanciones que quedaban”, agregó.

La ONU desplegó una misión de “cascos azules” para poner fin al conflicto en 1999, que después del fin de los combates se transformó en una misión política encargada de asistir a la transición del país a la paz y la democracia.

Cerca de 75.000 ex combatientes rebeldes han entregado desde entonces las armas y se han desmovilizado, al tiempo que se trataba de restaurar las instituciones y combatir la situación de pobreza en que viven la gran mayoría de los habitantes del país.

En la resolución de este miércoles, el Consejo de Seguridad encomendó a UNIPSIL que prosiga la colaboración con las autoridades sierraleonesas en la preparación de las elecciones de 2012, así como en la promoción de los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y la reducción de los altos índices de desempleo juvenil, entre otras áreas.

En su informe más reciente sobre la situación en el país, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó preocupación por el alto número de jóvenes desocupados y aseguró que generar empleos es un “reto inmenso” para una economía pobre en un contexto de crisis.

Cerca de 800.000 jóvenes sierraleonenses carecen de puesto de trabajo, trabajan sin ser remunerados o tienen un empleo precario, según la ONU.

últimas noticias