Terrorista del Times Square planeaba otros atentados en Nueva York

El pakistaní fue detenido dos días después cuando se encontraba subido en un avión con destino hacia Dubái.

Faisal Shahzad, quien confesó haber colocado un vehículo bomba el pasado mayo en la céntrica Times Square de Nueva York que no llegó a estallar, planeaba cometer otros ataques en la ciudad, según detallan documentos judiciales registrados este miércoles por la Fiscalía federal de Manhattan.

Ese estadounidense de origen paquistaní, que se prevé que conocerá la sentencia por ese atentado fallido el próximo 5 de octubre, estaba “preparado para ejecutar nuevos ataques hasta que fuera capturado o abatido”, señalan los documentos presentados por el equipo de la oficina del fiscal federal Preet Bharara.

La Fiscalía asegura que la sentencia adecuada contra Shahzad sería de cadena perpetua y explica que, en el momento de su detención, Shahzad aseguró que pretendía matar “al menos a cuarenta personas” y que, “si no hubiera sido detenido, planeaba detonar una segunda bomba en Nueva York dos semanas más tarde”.

“Después de que su bomba fallara y fuera detenido, Shahzad nunca expresó ningún remordimiento ante su conducta. De hecho, durante sus entrevistas con las autoridades en los días posteriores a su arresto, habló con orgullo sobre lo que hacía y sus cómplices”, añadió la Fiscalía.

Shahzad, de 30 años y que llevaba una década viviendo en Estados Unidos, se declaró culpable en junio de haber colocado el pasado 1 de mayo en Times Square un automóvil con tres bombonas de propano y dos de gasolina, así como relojes con pilas, cables y material pirotécnico, que finalmente no estalló.

El pakistaní fue detenido dos días después de intentar atentar contra el corazón de la Gran Manzana, cuando ya se encontraba subido a un avión a punto de despegar desde Nueva York hacia Dubái.

Durante sus interrogatorios ante las autoridades, Shahzad explicó que el automóvil estaba diseñado para estallar entre dos minutos y medio y cinco después de que lo abandonara y que, al elegir un sábado por la noche para atentar, pretendía ocasionar el mayor número de víctimas posibles.

La Fiscalía detalla ahora que el acusado, que se enfrenta a un total de diez delitos entre los que se encuentran tres por tratar de utilizar “un arma de destrucción masiva”, preparó “durante tres meses” el atentado y utilizó las imágenes de Times Square que proveen en internet varias cámaras de vídeo para detectar “cuál era el área y la hora más concurrida del día”, añaden documentos de la Fiscalía.

Los documentos insisten en que “Shahzad no seleccionó sus objetivos al azar, sino que tenía toda la intención de asestar un golpe aterrador al corazón de Nueva York”, y que, de haber triunfado, “se habrían perdido las vidas de numerosos residentes y visitantes de esta ciudad y otras muchas habrían quedado traumatizadas para siempre”.
 
“Y no es necesario hablar del significativo impacto económico y emocional que un ataque exitoso hubiera tenido en toda la nación” , indica la Fiscalía, cuyos responsables alertan de que “el hecho de que no triunfara no debería de ninguna manera jugar a favor de Shahzad”, quien debe recibir “la máxima condena disponible”.

“Quiero declararme culpable cien veces más”, dijo el acusado cuando reconoció su culpabilidad de los delitos que se le imputan en una comparecencia en los tribunales neoyorquinos en la que también animó a los musulmanes a seguir atacando si las fuerzas estadounidenses no abandonan Irak, Afganistán y cualquier “otra tierra musulmana”.

La Fiscalía registró estos documentos el mismo día en que el FBI divulgó un vídeo tomado el 29 de junio, cuando las autoridades estadounidenses realizaron un simulacro -con el mismo tipo de vehículo y los mismos explosivos- de lo que hubiera ocurrido si el automóvil que Shahzad preparó hubiera estallado.

Tomado por varias cámaras, el documento audiovisual muestra una enorme explosión que, según las autoridades, hubiera acabado con la vida de numerosas personas en Times Square, una zona repleta de teatros y restaurantes que un sábado por la noche recibe la visita de miles de personas.