Tribunal indio ordena dividir una tierra sagrada entre hindúes y musulmanes

Un tercio del terreno deberá ser habilitado para el rezo musulmán, otro tercio para los hindúes y otra parcela para una secta hindú.

El Tribunal Superior de Allahabad ordenó la partición entre hindúes y musulmanes de la tierra sagrada india de Ayodhya, cuya disputa causó unos 2.000 muertos en 1992.

El Tribunal consideró que la parte central pertenece a los hindúes porque "es el lugar de nacimiento" del dios hindú Ram.

Según extractos del veredicto publicados por la corte en su página web, el territorio será dividido en tres partes -una de ellas para los musulmanes-, pero la sala central del templo pertenecerá a la comunidad hindú.

"El lugar disputado es el lugar de nacimiento del Señor Ram", cerró la corte en el veredicto, que prohibió además la retirada de ídolos del dios Ram.

Según el fallo, un tercio del terreno deberá ser habilitado para el rezo musulmán, otro tercio para los hindúes y otra parcela será administrada por una secta hindú que litigó en el juicio desde su inicio en 1950.

En 1992, una turba hinduistas derribó la mezquita de Babri (siglo XVI) en Ayodhya, levantada según los hindúes sobre el lugar del nacimiento de Ram y un antiguo templo, en uno de los episodios más traumáticos de la memoria india reciente.

Ello originó unos disturbios que causaron la muerte a unas 2.000 personas, y desde entonces buena parte de las discordancias entre los hindúes y los musulmanes de la India giran en torno al simbolismo de este templo, situado en el estado norteño de Uttar.

El 80,5 por ciento de los habitantes de la India, un país con más de 1.100 millones de habitantes, son hindúes, mientras que un 13,4 por ciento profesan el islam, según el último censo oficial, de 2001.

Temas relacionados