Rafael Correa está atrapado en un hospital de la policía

El mandatario ecuatoriano fue víctima de los gases lacrimógenos y recibió tratamiento médico por una herida en su pierna.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, está atrapado en un hospital de la policía, donde recibe tratamiento al haberse hecho daño en la pierna, y está rodeado por manifestantes que le impiden salir, según dijo él mismo a una emisora estatal.

"Me dicen que han cercado los alrededores", dijo el propio Correa a la Radio Pública.

El hospital está rodeado de policías que protestan contra una reducción de sus beneficios salariales y que se ha enfrentado con la escolta presidencial que llegó a sacar al presidente del hospital, según constató un periodista de Efe.

El hospital se encuentra junto al Regimiento Quito, al que Correa acudió hoy porque allí se congregaron cientos de policías que protestan por un proyecto de ley para eliminar incentivos salariales y profesionales, que está a debate en la Asamblea Nacional.

Allí se dirigió a ellos, pero cuando se quiso ir la multitud presionó a su escolta, que le rodeaba. "En el tumulto se me dobló la pierna", dijo Correa, que acaba de ser operado en la rodilla derecha.

"Me tuvieron que ingresar al hospital... Estoy con un suero y con tratamiento en la pierna y analgésicos", añadió.

"Nos dispararon bombas lacrimógenas, al presidente de la república", dijo indignado y relató que una de ellas explotó a poca distancia de él.

OEA convocó reunión extraordinaria para tratar crisis en Ecuador

La Organización de Estados Americanos (OEA) convocó una reunión extraordinaria para este jueves que tratará la crisis en Ecuador, donde el mandatario Rafael Correa enfrenta protestas de militares y policías.

El Consejo Permanente de la OEA "se reunirá en una sesión extraordinaria hoy jueves 30 de septiembre" a las 14H30 locales (18H30 GMT) para "considerar la situación en Ecuador", indicó el organismo en un comunicado.

Policías han protestado en varias ciudades de Ecuador, mientras que unos 150 militares de la Fuerza Aérea tomaron el aeropuerto internacional de Quito, para manifestarse contra una ley que eliminó beneficios a los uniformados.

La situación política se tensó más este jueves en Ecuador cuando una ministra de Correa indicó que el presidente estudia disolver el Congreso y llamar a elecciones anticipadas, luego de que su bloque legislativo rechazara un proyecto de ley de servicio público.

Temas relacionados
últimas noticias