Es incierto el número de víctimas tras rescate de Correa

Se estima que al menos un policía murió tras el enfrentamiento entre el Ejército y la Policía de Ecuador.

Varios heridos y posiblemente muertos dejó un operativo militar que este jueves en la noche rescató al presidente de Ecuador, Rafael Correa, en un hospital de Quito en el que estuvo secuestrado por policías que se rebelaron, según el coronel Luis Castro, jefe de la operación.

El oficial señaló que los soldados fueron recibidos a balazos por francotiradores de la Policía y que "debido a eso son los heridos y posiblemente bajas (muertos) que tenemos".

Empero, Castro -comandante de la brigada de Fuerzas Especiales del Ejército- no precisó el número de víctimas que se registró entre unos 555 militares que participaron en el operativo.

Previamente, Correa dijo en un discurso ante cientos de simpatizantes que al menos un policía murió y que cinco soldados habrían resultado con heridas al enfrentarse a tiros con los insubordinados.

El oficial señaló que a pesar de la balacera "logramos abrir un camino e ingresar al hospital para poder rescatarle a nuestro presidente", quien denunció haber sido secuestrado luego de ingresar al sanatorio al ser agredido por policías cuando intentó sofocar el levantamiento en un cuartel vecino.

Castro indicó que "nosotros no hemos procedido a detener a nadie. Nuestra misión fue cumplida, el rescate del señor Presidente". Grupos de policías se insubordinaron el jueves en rechazo a una ley gubernamental aprobada por el Legislativo el miércoles, que reducirá determinados beneficios económicos de los miembros de la Fuerza Pública.