Senado de Paraguay destituye a Fernando Lugo

Lo declaran "culpable" por mal desempeño en el cargo. El actual vicepresidente Federico Franco asumirá la presidencia.

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue destituido por el Congreso este viernes tras un juicio político público que se llevó a cabo en el Senado local por "mal desempeño de sus funciones".

En total, 39 de los 43 senadores presentes entendieron que el mandatario es culpable de las acusaciones y quedó automáticamente destituido, ya que alcanzaron los dos tercios (30 de 45 sin importar las ausencias) que exige la Constitución del país.

El actual vicepresidente Federico Franco asumirá la presidencia en una ceremonia que se realizará en la próxima media hora.

"Estamos ante un golpe de Estado en el Paraguay. Como alcalde le solicito a nuestro gobierno actuar en favor de la democracia paraguaya", pide el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, en su cuenta de twiter.

Por otra parte Unasur en comunicado oficial comentó sobre el tema: “Con la destitución de Fernando Lugo, se ha cometido una interrupción al orden democrático”.

El juicio político es una medida prevista en el artículo 225 de la Constitución del Paraguay para casos de mal desempeño y delitos comunes de parte del presidente de la República.

La destitución de Lugo también trae como consecuencia que el hasta hoy presidente, pierda el derecho de ser Senador vitalicio, pues todos los presidentes paraguayos que terminen su mandato pasan a ser senadores, pero si son destituidos no tienen este privilegio.

Después de conocerse la noticia de la destitución de Lugo policía y manifestantes partidarios del presidente paraguayo se enfrentaron en la plaza de Armas frente al Congreso en Asunción. Vea la situación en Paraguay.

La condena del presidente por el Senado fue recibida con indignación y los manifestantes derribaron las vallas del cordón de seguridad, a lo que la policía respondió con el lanzamiento de gases lacrimógenos, mientras sus tanquetas usaban los cañones de agua y la policía a caballo disolvía la concentración

Fernando Lugo permaneció en el poder durante tres años y 10 meses: Asumió el 15 de agosto de 2008 y debía dejar el cargo el 15 de agosto del 2013.

Temas relacionados