Alejandro Toledo afirma que a la democracia hay que "ponerle carne y hueso"

<p>El ex presidente de Perú Alejandro Toledo afirmó hoy que a la democracia hay que &quot;ponerle carne y hueso&quot; y exigirle que sea capaz de dar frutos, para que la gente pueda creer en ella.</p>

"Si la democracia no es capaz de entregar resultados concretos, no es capaz de entregar una remuneración y un trabajo dignos, no es capaz de reducir la pobreza, la desigualdad y la exclusión, entonces aquellos que creen en la democracia comienzan a perder fe", dijo Toledo en declaraciones a Efe.

El ex jefe de Estado peruano participa en la V Asamblea del Movimiento Global por el Desarrollo y la Democracia, que se inauguró hoy en la capital ucraniana y que se prolongará hasta el miércoles próximo.

"Nunca pudo ser más propicio que este encuentro sobre el movimiento global por la democracia se realice en Ucrania", dijo Toledo, al destacar que se trata de un país cuya democracia está en transición.

Señaló que el proceso de desarrollo democrático que tiene lugar en el Este de Europa "no debe ser entendido como un trasplante de la democracia norteamericana", pues "cada uno construye su democracia".

"He venido a esta conferencia a decir que si creemos en la democracia tenemos que ser capaces de entregar resultados concretos a los pobres, a los excluidos", dijo.

Toledo regresará a Perú a fines de mes para participar, junto a otros doce ex presidentes, empresarios y representantes de la sociedad civil en una conferencia que intentará elaborar una agenda de democracia en América Latina para los próximos veinte años.

"De la euforia de la recuperación de la democracia en América Latina, excepto en un solo país, nos estamos yendo al otro extremo, al de la apatía, del desencanto con la democracia, porque no hemos sabido entregar resultados concretos", constató.

Explicó que los altos ritmos de crecimiento económico en los países latinoamericanos no tienen ningún correlato con la situación de amplios sectores de la población, excluidos de los beneficios de la expansión de la economía.

"No hay que descansar sólo en el crecimiento económico, porque tenemos un país impaciente y molesto", dijo Toledo, al destacar que la economía peruana crece el 8,5 por ciento anual.

Añadió que los indicadores macroeconómicos son muy importantes, pero advirtió de que "cuando el crecimiento queda en las manos de pocos, emerge el desencanto y sobre todo el populismo barato, que trata de resolver el problema de la pobreza regalando pescado".

Toledo rechazó de manera contundente que la conferencia que se celebrará a fines de mes en Perú guarde relación con la política peruana y, en particular, con las próximas elecciones presidenciales.

"La conferencia no tiene nada qué ver con el tema electoral. Yo ya tuve el privilegio de conducir los destinos de mi país y me parece muy prematuro pensar en cualquier tema electoral, a tres años o cuatro años de los comicios", sentenció.

Temas relacionados