Arabia Saudí reconoce su preocupación por los combustibles alternativos

Arabia Saudí ha reconocido que los países productores de petróleo están preocupados por la competencia que suponen los combustibles alternativos, como los biocarburantes, y por la ambición de muchos países por alcanzar su “independencia energética”.

Esa intranquilidad de las naciones productoras de petróleo frena sus inversiones en la industria del sector, explicó el ministro de Petróleo y Recursos Minerales, Ali Al-Naimi, en su intervención ante el Foro Internacional de la Energía  (IEF), que concluye en Roma.

“He observado un nivel sin precedentes de incertidumbre, dudas e incluso miedo en las conversaciones sobre el futuro de la energía y su impacto en las perspectivas de la economía global”, explicó.

Al-Naimi señaló que “los elevados precios del petróleo, las tensiones geopolíticas, el nuevo papel del crudo como instrumento financiero, las preocupaciones acerca del cambio climático y la creciente popularidad de la noción de independencia energética están elevando los niveles de ansiedad entre los productores y los consumidores”.
 
El ministro saudí describió después los miedos de cada una de las partes
“Las noticias sobre el agotamiento del petróleo eleva el temor entre los consumidores sobre los cortes e insuficiencias de los suministros para mantener el crecimiento económico”, dijo.

Pero, “al mismo tiempo, los llamamientos para reemplazar el petróleo con combustibles alternativos en nombre de la seguridad energética eleva entre los productores la angustia de afrontar un futuro con una demanda en disminución del producto que es su principal fuente de ingresos”.
 
Ese panorama frena las inversiones, según Al-Naimi, pues los productores no se atreven a destinar más recursos a una industria que podría apagarse paulatinamente.

Y, sin embargo, el enviado de Riad estimó que todos esos miedos son “injustificados” y apostó por el “diálogo” para superarlos. Defendiendo la posición de los productores, Al-Naimi destacó que “no es el momento de entrar en pánico y cogerse a soluciones exóticas o soluciones no probadas”.
 
Aseguró que “inequívocamente, el mundo no se está quedando sin crudo, pues existen reservas de petróleo para los próximos” cincuenta años“y señaló como el verdadero reto el lograr que los combustibles fósiles” sean más limpios“para hacer frente al cambio climático prueba de los temores expresados por Al-Naimi y del freno que supone a las inversiones en el sector, fue su exigencia, en dos ocasiones de su intervención, para que se reconozca que ” los hidrocarburos continuarán siendo la principal fuente de energía en un futuro próximo".

Temas relacionados
últimas noticias