Argentina exporta más granos en medio de incertidumbre por conflicto agrario

Argentina exportó 30,9 millones de toneladas de granos en los primeros cinco meses del año con un alza interanual del 3,8 por ciento, en medio de la incertidumbre por el conflicto en el sector agrario, informó la consultora IES.

Entre enero y mayo último, las exportaciones del sector agrícola argentino llegaron a 10.838 millones de dólares con un alza del 61,7% con respecto a igual lapso de 2007, beneficio que responde al fuerte aumento de los precios internacionales de los granos, apuntó.

Investigaciones Económicas Sectoriales (IES) consideró que el crecimiento registrado en las exportaciones fue “leve” a causa del conflicto agrario y en momentos en que la cosecha de la campaña 2007-2008 “alcanzara un volumen cercano” a la cifra récord de 97 millones de toneladas, con una mejora interanual del 3,2 por ciento.

Así, el sector agrícola aumentó en seis puntos porcentuales su participación en las exportaciones totales de Argentina, hasta llegar al 39,3 por ciento, destacó.

Este aumento “explicó el 56,8 por ciento del crecimiento de las exportaciones totales” del país en los primeros cinco meses del año (4.134 millones de dólares), pero “las perspectivas del sector se mantienen inestables” a raíz del conflicto, subrayó.

En este sentido, la consultora señaló que los ingresos agrícolas “dependerán mayormente de la política fiscal, el manejo de los registros de exportación y de las decisiones de los productores sobre las expectativas futuras”.
 
“Paradójicamente, todo esto ocurre en una de las coyunturas internacionales más propicias para el sector, con alta demanda de materias primas por parte de los países emergentes y creciente interés de los países desarrollados en la producción de biocombustibles”, puntualizó.

El aumento de los ingresos por exportaciones responde al alza de las cotizaciones internacionales de los granos, del 55,8 por ciento en promedio en los cinco primeros meses del año, indicó.

Los impuestos a las exportaciones de granos en base al aumento de los precios internacionales, aplicados a partir del 11 de marzo, desataron un conflicto que generó “un fuerte deterioro de las expectativas del sector a pesar de la excelente coyuntura del mercado agrícola”, advirtió la consultora.

Las cuatro asociaciones agropecuarias del país, que reúnen a unos 290 mil productores, consideran insuficientes los cambios a la norma impositiva aprobados el sábado pasado por la Cámara de Diputados en ajustada votación y que ahora deberá debatir el Senado.

El Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner dio intervención al Parlamento en este conflicto a fines de junio pasado, cuando se cumplieron tres meses de huelgas comerciales y bloqueos de carreteras organizadas por las asociaciones agrarias.

Temas relacionados