Benedicto XVI llegó a la Casa Blanca

El presidente George W. Bush recibió en la Casa Blanca al Papa con un regalo de cumpleaños, unos 9.000 invitados congregados en los predios de la Casa Blanca, una salva de 21 cañonazos, una versión de "La plegaria del Señor" entonada por la afamada soprano Kathleen Battle y una recepción presidencial.

El pontífice cumple 81 años el miércoles, el primer día completo de su primera visita a Estados Unidos como líder de la Iglesia Católica. Pasará la mayor parte de la jornada en la Casa Blanca como el segundo pontífice que lo hace y el primero en 29 años.

Bush dirá al Papa que Estados Unidos celebra su visita y a los estadounidenses que deben escuchar la palabra del visitante.

Benedicto "oirá del presidente que Estados Unidos y el mundo necesitan escuchar su mensaje de que Dios es amor, que la vida humana es sagrada, que todos debemos guiarnos por la ley moral común, y que tenemos la responsabilidad de cuidar de nuestros hermanos y hermanas necesitados, aquí y en el resto del mundo", dijo la secretaria de la Casa Blanca Dana Perino.

Camino desde Roma, Benedicto dijo el martes que ansiaba reunirse "con un gran pueblo y una gran Iglesia" en su primer viaje papal a Estados Unidos.

Su gira de seis días a Washington y Nueva York coincide con su cumpleaños y con el tercer aniversario de su elevación al trono de San Pedro.

Temas relacionados