En Bolivia, otra región define si se independiza

Tarija, que concentra las mayores reservas de gas del país, acudirá
este domingo a un referendo autonomista que completa el ciclo de
consultas celebradas también en Santa Cruz, Beni y Pando, todas
gobernadas por opositores a Evo Morales.

El referendo para aprobar el estatuto tarijeño, para el que se han inscrito 173.231 personas, está organizado por la Prefectura y la Corte Departamental Electoral (CDE), al margen del Gobierno de Evo Morales y las autoridades comiciales nacionales, que consideran ilegal esa votación.

El prefecto (gobernador) de Tarija, el opositor Mario Cossío, convocó hoy a la población a participar masivamente en el referendo para, según él, hacer "historia, porque este domingo se cierra un ciclo de consultas, pero se inicia el gran proyecto autonómico de Bolivia".
 
Antes de la región de Tarija, donde el prefecto no se ha animado a hacer pronósticos sobre los posibles resultados de este domingo, fueron aprobados estatutos similares mediante consultas en los departamentos de Santa Cruz (oriente), Beni (noreste) y Pando (norte). No obstante, el Gobierno ha negado la validez de estos procesos, al argumentar que se llevaron a cabo con un alto nivel de abstención.

Cossío recibió hoy el respaldo de sus colegas de Santa Cruz, Rubén Costas; Beni, Ernesto Suárez y de Pando, Leopoldo Fernández, quienes llegaron a Tarija para acompañar la votación. Algunos analistas creen que, dando por descontada la victoria del "sí" en Tarija, el bloque autonomista y opositor a Morales puede ser reforzado, además, el próximo 29 de junio con el triunfo que los opositores esperan alcanzar en Chuquisaca con la elección del nuevo prefecto.

Los analistas incluso hablan de la futura formación de una federación autonómica en Sucre el próximo 6 de agosto, aniversario patrio, con el respaldo de cinco de los nueve departamentos del país, un plan que, sin embargo, negó el prefecto Cossío en una entrevista con Efe.

La votación autonomistas de Tarija también concita interés, porque esta región aglutina el 86 por ciento de las reservas de gas del país, cerca de 40 billones de pies cúbicos, que alimentan los mercados de Brasil y de Argentina, y es la principal fuente de ingresos del Estado.

No obstante, Cossío dijo a Efe que su proyecto de autonomía no persigue apropiarse del control absoluto del gas, al indicar que aboga por una gestión compartida con el Estado, pero reclama participación en el diseño de la planificación para el desarrollo del sector.

La riqueza del gas le ha dado a Tarija, con medio millón de habitantes, importantes ingresos que este año pueden subir de 240 a 300 millones de dólares y que le han permitido reducir su pobreza del 71 al 51 por ciento, aunque en el campo sigue por encima del 90 por ciento.

La votación en la ciudad de Tarija transcurrirá al parecer con normalidad, mientras que en la zona rural hay tres focos de tensión por el rechazo a decisiones del prefecto Cossío y a la consulta autonómica por parte de grupos campesinos leales a Morales.

En la localidad de Yacuiba, fronteriza con Argentina, la tensión comenzó la noche del sábado con un bloqueo de la carretera hacia el departamento de Santa Cruz, que amenaza con extenderse al puente internacional con el país vecino. En Yacuiba, sus habitantes iniciaron el bloqueo, en protesta porque Cossío desconoce a un subprefecto elegido en una votación hace una semana. Pero, además, en esa población el sábado se produjo un atentado con dinamita contra un canal de televisión crítico con Morales.

De este hecho, se acusa a una veintena de personas, entre ellas un teniente del Ejército. Las amenazas de bloqueo se concretaron en la localidad de Bermejo, también fronteriza con Argentina, donde grupos campesinos anunciaron que este domingo quemarán urnas y papeletas de sufragio, al igual que en Padcaya.

No obstante, el presidente de la Corte Electoral departamental, Miguel Ángel Guzmán, se mostró confiado en que los incidentes finalmente no afectarán las votaciones en esas localidades.

Temas relacionados