Brian Cowen se confirma como el nuevo primer ministro de Irlanda

<p>El viceprimer ministro irlandés, Brian Cowen, también responsable de la cartera de Finanzas, sustituirá al dimisionario Bertie Ahern como primer ministro de Irlanda el próximo 6 de mayo, según confirmó hoy su partido, Fianna Fáil.</p>

Cowen, a quien desde hacía tiempo se consideraba el sucesor natural de Ahern, ha sido el único candidato en presentarse a la elección como líder del partido, señaló un portavoz de la formación, Tom Kitt, al cierre del plazo previsto.

Ahern, el "Taoiseach" irlandés desde 1997, anunció su dimisión el pasado miércoles a raíz del escándalo por su supuesta implicación en un caso de corrupción urbanística durante la década de los noventa.

Cowen, que ha ocupado seis cargos ministeriales, será declarado formalmente el séptimo líder del Fianna Fáil, partido mayoritario de la coalición gubernamental, en una reunión del grupo parlamentario el próximo miércoles.

En un comunicado, el viceprimer ministro dijo hoy sentirse muy honrado por la confianza depositada en él por sus correligionarios, que refleja "el apoyo del resto de los miembros del Fianna Fáil en todo el país".

Abogado de formación y amante de los deportes gaélicos, Cowen, de 48 años, ganó su primer escaño en el Dáil (Parlamento irlandés) en 1984, cuando tenía 24, por la circunscripción de Laois-Offaly, la misma que ocupó su padre hasta su muerte.

Con los años se ha labrado una imagen de gran político, hábil y eficaz, aunque algo serio y menos popular en Dublín -y, al parecer, entre las mujeres- que su antecesor, Bertie Ahern.

Tras la caída de Charles Haughey como "Taoiseach" en 1992, fue designado por su sucesor, Albert Reynolds, como ministro de Trabajo, y un año después se convirtió en ministro de Energía.

En 1994 asumió la cartera de Transporte, Comunicaciones y Energía, hasta la caída del Gobierno de coalición entre su partido y el Laborista.

Cuando el Fianna Fáil regresó al poder en 1997, Ahern le nombró ministro de Sanidad, un departamento que, según la prensa, bautizó como "Angola" por la cantidad de minas políticas que le esperaban.

Tres años después fue promocionado a ministro de Exteriores, una cartera que dirigió durante cuatro años y desde la que participó de lleno en el proceso de paz de Irlanda del Norte, en la época de la suspensión de la Asamblea de Stormont.

En el 2004, Cowen pasó a ocupar la cartera de Finanzas, y sumó el título de Tánaiste (viceprimer ministro) cuando su partido logró un tercer mandato, en las elecciones del 2007.

Casado y con dos hijas, tiene fama entre sus colegas de ingenioso y de ser un gran imitador, una faceta en general desconocida por el gran público y que, según los medios, a partir de ahora se intentará potenciar.

Le gusta tomarse una pinta de Guinness en el pub y las carreras de caballos, y es uno de los pocos ministros del Gabinete irlandés que aún fuma.

Político conservador por naturaleza, no se espera que haga grandes reajustes en el Gabinete cuando en mayo asuma la jefatura del Gobierno.

En cuanto a las relaciones con el Reino Unido, se espera que sean fluidas, ya que Cowen y el primer ministro británico, Gordon Brown, se conocen bien de coincidir durante años en las cumbres europeas de ministros de Finanzas.

Temas relacionados