Bush anuncia que terminará sanciones a Corea del Norte

El presidente de EEUU, George W. Bush, anunció hoy que su administración pondrá fin a las sanciones comerciales contra Corea del Norte, pero añadió que Estados Unidos "no se hace ilusiones" acerca del gobierno de Pyongyang.

 

Corea del Norte entregó a funcionarios chinos un detallado informe de unas 60 páginas sobre su programa nuclear, en cumplimiento de un acuerdo con EEUU, China, Rusia, Japón y Corea del Sur.

Este es un paso clave para la desnuclearización de Corea del Norte, indicó Bush en una conferencia de prensa en el jardín de la Casa Blanca, “y encamina a ese país en la dirección correcta”.

“Pero Estados Unidos no se hace ilusiones acerca del régimen” de Pyongyang, añadió.

Bush dijo que su Administración eliminará las sanciones comerciales que Washington ha impuesto a Corea del Norte y que en 45 días notificará al Congreso su intención de eliminar a ese país de la lista de naciones que, según el Departamento de Estado, patrocinan el terrorismo.

En 2002, Bush mencionó a Corea del Norte, junto con Irán e Irak, como miembros de un “eje del mal” que, supuestamente, patrocinaba el terrorismo y buscaba la adquisición de armamentos nucleares.

“La diplomacia multilateral es la mejor manera de resolver la cuestión nuclear” , dijo por su parte la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino. “Corea del Norte debería aprovechar este momento de oportunidad para restaurar sus relaciones con la comunidad internacional” , agregó.

El acuerdo con EEUU, Rusia, China, Corea del Sur y Japón estipuló que Corea del Norte entregaría una información completa de su programa nuclear, y reconocería las preocupaciones internacionales por la proliferación de armamentos y las tareas de enriquecimiento de uranio.

Además Pyongyang se comprometió a continuar la cooperación en el marco de un proceso que asegure que esas actividades, vistas con suspicacia por los otros participantes en el acuerdo, no volverán a ocurrir.

Las sanciones estadounidenses, bajo la Ley de Comercio con el Enemigo, promulgada en 1917, se aplicaron por primera vez a Corea del Norte en 1950. La ley actualmente restringe el comercio con Cuba y con Corea del Norte.

Esas sanciones prohíben que las empresas de Estados Unidos hagan negocios con Corea del Norte. La inclusión de Pyongyang en la lista de países que supuestamente patrocinan el terrorismo, impide que el gobierno coreano reciba préstamos del Banco Mundial y otras instituciones internacionales.