Bush llegó a Moscú para conversar con Putin

La visita de Bush a Sochi, la última etapa de su gira por Europa del Este, tendrá una duración de menos de veinticuatro horas.

George W. Bush, presidente de EE.UU, llegó este sábado a Sochi, para conversar con su colega ruso, Vladímir Putin, y conocer al sucesor de éste, Dmitri Medvédev, quien asumirá como jefe de Estado de Rusia el próximo 7 de mayo.

En el balneario ruso a orillas del mar Negro, Bush y Putin hablarán sobre el plan de Washington de desplegar elementos de su escudo antimisiles en Europa del Este, que acaba de recibir el respaldo de OTAN y al que Rusia se opone de manera terminante.

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia el domingo revisarán la idea de realizar un documento que siente un ‘marco estratégico' que sirva de guía para la relación de sus países bajo el mandato de sus respectivos sucesores.

"El documento debe ser honesto. Hay problemas que no pueden ser obviados", explicó el asesor de política exterior del jefe del Kremlin, Serguéi Prijodko, citado por la agencia rusa Interfax.

Prijodko también recalcó que entre Moscú y Washington persisten diferencias importantes sobre la defensa antimisiles, sobre el régimen de reducción de las armas estratégicas, una vez que expire el tratado START-1 y el carácter inadmisible de la militarización del cosmos.

Entre las diferencias, Prijodko señaló también las posturas sobre la ampliación de la OTAN, en particular hacia las antiguas repúblicas soviéticas de Ucrania y Georgia.