Cazadores, gobierno y activistas se enfrentan en medio de elevada crispación

<p>Enfrentamientos y acusaciones entre activistas, por un lado, y pescadores y el Gobierno canadiense, por otro, han vuelto a reaparecer en los hielos flotantes del Golfo de San Lorenzo con la apertura de la temporada de caza de focas.</p>

Este año, la apertura de la veda que permitirá la caza en las próximas semanas de 275.000 focas arpa en aguas canadienses ha estado marcada por una tragedia que ha encendido aún más los ánimos en la costa atlántica del país.

El pasado sábado cuatro pescadores de las islas de la Magdalena, el principal centro de la caza de focas en el Golfo de San Lorenzo, murieron cuando su embarcación, "L'Acadien II", se hundió en mitad de la noche. Otro dos sobrevivieron tras ser rescatados por otras embarcaciones pesqueras.

"L'Acadien II" estaba siendo remolcado por el rompehielos "Sir William Alexander", del Servicio de Guarda Costas canadiense, cuando el pesquero chocó contra un témpano de hielo y volcó, un accidente que los pescadores del golfo achacan a errores cometidos por la tripulación del rompehielos.

Tras el accidente, uno de los grupos más radicales en la campaña contra la caza de focas, la organización Sea Shepperd Society, señaló que el accidente era culpa de las autoridades canadienses por remolcar el pesquero con sus seis tripulantes a bordo.

Pero el dirigente de Sea Shepperd, Paul Watson, añadió que aunque la muerte de los cuatro pescadores es una tragedia, los cazadores de focas "son unos asesinos de bebés sádicos".

Watson continuó que son unos "asesinos despiadados que ahora están suplicando por simpatía porque algunos de los suyos murieron mientras estaban envueltos en una actividad despiadadamente brutal".

Las declaraciones de Watson, conocido por sus agresivas tácticas contra balleneros japoneses, mientras tres pescadores eran enterrados ayer en las islas de la Magdalena -el cuerpo del cuarto todavía no ha sido encontrado- colmó el vaso de la paciencia de los pescadores de la zona.

Ayer, un grupo de furiosos pescadores de la islas francesas de San Pedro y Miguelón -situadas en la entrada del Golfo de San Lorenzo- atacaron al navío "Farley Mowat" cuando el barco de Watson atracó en el puerto del territorio galo para repostar.

Los pescadores cortaron las amarras del "Farley Mowat" con un hacha y, según Watson, la tripulación de la embarcación lanzó un bote de humo contra la multitud para escapar del puerto.

En imágenes emitidas por la televisión pública canadiense CBC los pescadores de San Pedro y Miguelón advirtieron a la tripulación del "Farley Mowat" que "si quieren regresar va a haber violencia porque no les vamos a dejar volver al puerto".

Las declaraciones de Watson sobre los cazadores muertos también le están causado problemas entre las filas del movimiento ecologista.

La líder del Partido Verde de Canadá, Elizabeth May, anunció el viernes su dimisión del consejo asesor de Sea Shepperd Society tras conocer las palabras de Watson.

"Llega un punto en el que los comentarios de alguien son totalmente repugnantes. Estamos recuperándonos de la pérdida de esos hombres y no importa si apoyas la caza de focas o no, lo que quieres es que todos los cazadores vuelvan a casa con sus familias", afirmó May.

Watson tiene otros problemas. La tripulación del "Farley Mowat" ha denunciado que el navío "CCGS Des Groseilliers" -uno de los rompehielos del Servicio de Guarda Costas en el golfo- les embistió para impedir que observaran la caza de focas.

Por su parte, las autoridades canadienses -que han lanzado tres investigaciones para determinar las causas de la muerte de los cuatro pescadores de las islas de la Magdalena- han anunciado que denunciarán a Sea Shepperd Society por acercarse demasiado a los cazadores de focas.

Mientras, el Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat (IFAW) y la Sociedad Protectora de Animales de EE.UU (HSUS) reiteraron sus denuncias de que los cazadores siguen utilizando métodos crueles para matar las focas en contra de lo afirmado por las autoridades canadienses.

Temas relacionados