China, en alerta por tifón ‘Fengshen'

Las provincias chinas orientales de Fujian y Cantón se mantienen en alerta ante la llegada del tifón ‘Fengshen', que ha dejado 224 muertos y más de mil desaparecidos en Filipinas, informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

El observatorio meteorológico de Fujian indica que los fuertes vientos del tifón, que tiende a convertirse en una tormenta tropical, llegara a el estrecho de Taiwán en las próximas 24 horas.

Las autoridades provinciales han lanzado un llamamiento a las embarcaciones de la zona para que regresen a puerto ante la llegada del primer tifón de la temporada monzónica este año.

El ‘Fengshen', que ha causado el hundimiento de un barco con 800 personas a bordo, el peor de los últimos años en Filipinas, se encontraba a 470 kilómetros al sur de la ciudad costera de Shantou en la madrugada de del martes, según la Estación Meteorológica Central de China.

La tormenta, con vientos de hasta 108 kilómetros por hora, avanza en dirección norte a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

En su avance, la tormenta afectará a las costas de Shanwei y Zhangpu el miércoles con fuertes lluvias.

Según datos de la Cruz Roja en Filipinas, al menos 224 personas han muerto y otras 374 han sido dadas por desaparecidas a causa de las riadas y corrimientos de tierras debidos al tifón, mientras que equipos de rescate intentan encontrar algún superviviente entre los 800 ocupantes del barco naufragado hace tres días en el archipiélago.

El monzón que afecta cada verano al sudeste asiático ha causado al menos 176 muertos en China en lo que va de año, 35 de ellos en la provincia suroccidental china de Yunnan, una de las más afectadas junto con la de Anhui, con 40 muertos.

Las continuas lluvias han anegado zonas de 12 provincias y regiones del sur de China desde el 7 de junio, entre ellas Cantón, Guangxi Zhuang, Hunan y Jiangxi.

El lago Taihu, en el delta del río Yangtsé, está a punto de desbordarse, por lo que las autoridades de las provincias afectadas, Zhejiang, Jiangsu y la metrópolis de Shanghai, drenan el agua a contrarreloj para evitar una catástrofe.

Los expertos han advertido de que este año se pueden producir fuertes inundaciones en el cauce del río Yangtsé, que sufrió su peor desbordamiento en 1998 con más de 4.000 muertos.

Las lluvias e inundaciones del monzón se cobraron el año pasado la vida de más 1000 personas en China.

Temas relacionados