China anuncia conversaciones con representantes del Dalai Lama

China iniciará conversaciones con representantes del Dalai Lama y espera que el líder espiritual tibetano ofrezca "una respuesta positiva", anunciaron los medios estatales chinos el domingo.

Autoridades del gobierno acudirán a las reuniones, que se celebrarán a principios de julio, informó la agencia de noticias oficial china Xinhua. La fecha o lugar de los encuentros aún no ha sido anunciada.

"Nuestra puerta siempre está abierta para dialogar con el Dalai Lama. Esperamos que el Dalai Lama aproveche esta oportunidad y de una respuesta positiva a los requerimientos de las autoridades centrales, dijo un representante anónimo del gobierno, citado por la agencia Xinhua en una comunicado de dos frases.

Por su parte, representantes del líder espiritual tibetano confirmaron que las conversaciones se darán "pronto". Thupten Samphal, un portavoz del gobierno del Dalai Lama en el exilio, en Dharmsala, India, no dio más detalles, pero comentó que dirigentes de ese gobierno se reunirán el lunes para discutir la logística de las reuniones.

China ha sido acusada de usar mano dura para frenar protestas contra el gobierno que empezaron en marzo en el Tíbet y en comunidades tibetanas del oeste de China. Algunos expertos opinan que Beijing ha aceptado las negociaciones cediendo a la presión internacional y para paliar las críticas, ahora que los Juegos Olímpicos están por iniciar el 8 de agosto.

"China se preocupa por mantener una buena imagen ante el mundo antes de los juegos, así que seguro que eso tiene que ver con el tema", señaló Robbie Barnett, un experto sobre el Tíbet en la Universidad de Columbia.

"También está claro que dentro del Tíbet hay muchos tibetanos que se interesan por estas conversaciones y cierta evidencia de que gente en el Tíbet no realizará protestas cuando aún hay esperanzas en este proceso", agregó el experto.

China ha gobernado el pequeño país desde que las fuerzas comunistas marcharon en la región del Himalaya en la década de 1950. El Dalai Lama, que huyó a India después de un levantamiento fallido en 1959, ha dicho que quiere alguna forma de autonomía que permita a los tibetanos practicar su cultura, lengua y religión. Beijing, sin embargo, lo ha calificado de "separatista" en busca de la independencia.

Representantes del líder espiritual tibetano han acudido a cinco rondas de conversaciones con China desde 2002. La última ronda, apremiada por las protestas de marzo, se celebró el 4 de mayo en la ciudad de Shenzhen y aunque terminó con una propuesta sólida por parte de China de continuar hablando, no derivó en resultados concretos.

Temas relacionados
últimas noticias