Comisión de la ONU pide extender mandato de la investigación del caso Hariri

La Comisión de la ONU que investiga el asesinato del ex primer ministro de Líbano Rafic Hariri solicitó  al Consejo de Seguridad que extienda su mandato para permitir “que la búsqueda de la justicia siga su curso”.

El nuevo jefe del organismo de investigación, el canadiense Daniel Bellemare, dijo entender la inquietud que existe por concluir una investigación que lleva casi tres años abierta, pero aseguró que necesita proseguir sus actividades más allá del fin de su mandato el próximo 15 de junio.

“Se debe disipar cualquier ilusión de inmediatez. Nuestro progreso no es ni lento ni inmediato, es deliberado”, explicó en su primera comparecencia ante el Consejo tras su nombramiento hace tres meses.

El ex fiscal canadiense mencionó que no se presentarán imputaciones en el caso inmediatamente después de que se ponga en marcha en unos meses el Tribunal Especial para el Líbano de las Naciones Unidas. “Las pruebas que se pueden admitir tienen que ser sujetas a una consideración cuidadosa y objetiva a la luz de los criterios aplicables a la fiscalía”, indicó.

Aseguró que “nadie” puede asegurar cuánto tiempo tardará el proceso, pero enfatizó que su mensaje es que no se puede apurar a la justicia y que se debe permitir que la búsqueda de ésta “siga su curso”.
 
Tal como mencionó en su último informe divulgado el pasado 28 de marzo, Bellemare reafirmó en su intervención que los investigadores han confirmado que el asesinato de Hariri fue cometido por una red que estuvo involucrada en otros 20  atentados políticos cometidos en los últimos tres años en el Líbano.

Aclaró que su referencia en el informe a esa red como “criminal” no significa que sus acciones no obedecieran a fines políticos, “La dirección de esta investigación no ha cambiado y la Comisión sigue investigando crímenes con motivaciones políticas”, agregó.

Reiteró que las pruebas en su poder confirman que la llamada “red Hariri” existía antes del asesinato del ex primer ministro, que lo vigiló antes de cometer el atentado, que operaba el día que ocurrió y que, al menos parte, siguió funcionando después.

Bellemare resaltó que su prioridad en estos momentos es reunir más pruebas relacionadas con esa red para identificar a todos sus miembros, sus vínculos externos y otros individuos fuera de la organización que hayan desempeñado algún papel en estos atentados.

Tras su intervención ante el Consejo, el ex fiscal aseguró en una conferencia de prensa que desconoce el paradero de una de las personas entrevistadas por la Comisión, el ex agente de inteligencia sirio Mohammed Zuheir Saddiq.

El Gobierno francés dijo  que el testigo desapareció de la casa de París en la que estaba bajo arresto domiciliario. Bellemare sucedió en enero al magistrado belga Serge Brammertz al frente de la investigación del asesinato del ex primer ministro Hariri, que murió a causa de la explosión de un automóvil bomba en Beirut en febrero de 2005 junto a otras 22 personas.

El primer responsable de la investigación de las Naciones Unidas, el fiscal alemán Detlev Melhis, afirmó que funcionarios sirios y libaneses estaban implicados en el magnicidio.

Temas relacionados