Condenan a 22 de 34 acusados por matanza de 68 personas en cárcel hondureña

Un tribunal de justicia condenó a 22 de los 34 acusados por la matanza de 68 personas en la Granja Penal de El Porvenir, en el Caribe de Honduras, en hechos registrados el 5 de abril de 2003.

El mismo tribunal, de la caribeña ciudad de La Ceiba, cercana a la prisión, también absolvió a doce de los acusados por considerar que no habían pruebas fehacientes en la matanza de las 68 personas, de las que 60 eran pandilleros, cinco reos comunes y tres estaban de visita, entre ellas una niña.

Entre los acusados figuran autoridades de la Granja Penal y reos, algunos por tentativa de asesinato, asesinato consumado y violación de los deberes de los funcionarios públicos, entre otros delitos.

Las condenas oscilan entre los 6 y 37 años de cárcel, aunque la pena individualizada se conocerá el próximo 17 de junio.

El juicio contra las 34 personas inició el 31 de marzo pasado, por acusación de la Fiscalía de Derechos Humanos del Ministerio Público. La acusación fue contra una veintena de policías, entre oficiales y agentes, además de un soldado, un ex policía, guardias y reclusos de la Granja Penal de El Porvenir, en el departamento caribeño de Atlántida.

La Fiscalía imputó a algunos acusados los delitos de abuso de autoridad y violación de los deberes de los servidores públicos, y a otros coautoría de asesinato, “asesinato en su grado de ejecución de tentativa, homicidio y homicidio en su grado de ejecución de tentativa”.
 
La fiscal de Derechos Humanos Sandra Ponce dijo a periodistas que la sentencia le satisface porque la justicia está evidenciando que las violaciones a los derechos humanos no deben quedar en la impunidad.

Agregó que aunque no tiene el voluminoso fallo del tribunal, que fue transmitido parcialmente por medios locales de prensa, le satisface porque se han tomado en cuenta las suficientes pruebas que presentó la Fiscalía de Derechos Humanos.

La sentencia demuestra que la justicia de Honduras “avanza para que no haya impunidad”, recalcó Ponce, quien además calificó el fallo de “histórico” en la justicia de su país.

Por su parte, defensores de algunos policías que fueron absueltos expresaron su satisfacción por el fallo, aunque hay varios que fueron condenados por asuntos administrativos, asesinato y violación de los deberes de los funcionarios públicos.

El abogado Arnulfo Vargas, abogado de tres de los policías absueltos, dijo que ahora van a esperar la individualización de la pena para determinar si interpondrán recursos de amparo u otra acción legal.

De las 68 personas asesinadas el 5 de abril de 2003 en la Granja El Porvenir, al menos 25 era pandilleros que murieron quemados en una celda. Los demás fallecieron por disparos de armas de fuego y heridas con puñales, machetes y golpes contusos.

La matanza y el incendio de celdas en la Granja Penal se dio en medio de un enfrentamiento entre miembros de pandillas y reclusos comunes.

Según se informó en su momento, la matanza y el incendio se desataron tras el asesinato a tiros de un recluso que era jefe de disciplina entre la población penitenciaria, José Alberto Almendares, a manos de un pandillero, Mario Cerrato.

En 2004 el ex director de la Granja Penal de El Porvenir, Óscar Reynieri Sánchez, fue declarado culpable del delito de homicidio por facilitar la muerte de Almendares, al haber permitido el ingreso de las armas de fuego con las que éste fue asesinado.

Temas relacionados