Constituyente debate sexualidad de mujeres en Ecuador

<p>La asambleísta María Soledad Vela expresó este lunes que su pedido de estipular en la Constitución ecuatoriana el derecho de las mujeres a disfrutar del sexo, está relacionado con el estigma que pesa contra la sexualidad de ese género y la promoción de políticas que garanticen su salud y educación.</p>

"Nunca pedí el derecho al orgasmo, sino el derecho al disfrute (sexual), en estas cosas tenemos que ser muy delicados", aseguró María Soledad Vela.

Vela explicó que la propuesta de incluir esta materia en el proyecto de constitución pretende "darle la real dimensión que tiene la sexualidad de las mujeres, sobre todo en sociedades como la nuestra en que la vida sexual de la mujer está íntimamente ligada a la reproducción".

"Buscamos lograr que hayan políticas claras... en lo que se refiere a la vida, salud y educación sexual", añadió.

La asambleísta formuló el jueves su propuesta en una de las mesas de debates sobre derechos fundamentales y garantías constitucionales de la Asamblea Constituyente, que al parecer aceptó el criterio cuando sus integrantes optaron por separar los derechos sexuales de los reproductivos.

Los artículos redactados en las mesas de debate más adelante deben ser aprobados por el plenario de la Constituyente para incorporarlos a la nueva constitución.

Vela explicó que "cuando se presenta el debate de los derechos sexuales... (pido) que se incluya como parte de las decisiones libres, responsables, informadas a las que toda persona tiene derecho sobre su vida sexual".

Por tradición a las mujeres se les ha dado el rol de reproductoras y hasta de objetos del placer sexual y se valora que "tiene la capacidad de tener el placer sexual", agregó.

Consideró que el asunto suscito cierto escándalo en la prensa debido a que involucra la palabra "sexo".

De los 130 integrantes de la Asamblea, 79 pertenecen al partido de gobierno Alianza País, entre los que se encuentra Vela.

La funcionaria de la Defensoría del Pueblo, Rosario Utreras, señaló que "es una tema que no debió haber causado ningún tipo de polémica porque solo es evidenciar la falta de ejercicio pleno de un derecho que tenemos las mujeres, de un derecho humano que es la satisfacción sexual".

La Asamblea Constituyente trabaja en la redacción de la vigésima Constitución de la época republicana.

La nueva carta magna debe ser aprobada por los ecuatorianos en una consulta popular.

Temas relacionados