Densa capa de humo se apodera de Buenos Aires

Una densa capa de humo, que reduce la visibilidad a pocos metros, se apoderó este viernes de la capital argentina. Incendios en Paraná, a las afueras de Buenos Aires, son los culpables.

Incendios incontrolables cerca del río Paraná, que podrían cubrir cerca de 70 mil hectáreas de pastizales con un adicional de los vientos del norte, han provocado que el humo se extienda hasta la capital. El humo impide que los bomberos puedan alcanzar los frentes principales del incendio.

Los ciudadanos se lamentan por la presencia de humo en sus hogares, establecimientos públicos y hasta en el subterráneo. La mayoría de carreteras que acceden a Buenos Aires fueron restringidas por el gobierno con el fin de evitar accidentes.

Por su parte, Fernando Miñero, representante de la Fundación Vida Silvestre, afirma que la expansión de la frontera agrícola sin un plan de ordenamiento ambiental son las causantes del "desastre ecológico". Aunque defiende la quema de pastizales como práctica, es consiente de que debe realizarse en situaciones donde pueda controlarse el ambiente, viento y temperatura.

La Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires afirmó que el humo no es tóxico  pero que el nivel de monóxido de carbono en el aire si tuvo un aumento. 

Temas relacionados
últimas noticias