Descartadas las inyecciones de azufre para evitar calentamiento global

La revista estadounidense Science publicó un estudio en el que descarta que el enfriamiento del planeta pueda ayudar a evitar el calentamiento global.

La propuesta nació del Premio Nobel de química en 1995, Paul Crutzen, y consistía en inyectar partículas de azufre en la estratósfera para evitar el paso de rayos ultravioleta y así neutralizar el aumento de la temperatura. Pero la revista ha advertido que realizar esta maniobra podría retrasar entre 30 y 70 años la reconstrucción de la capa de ozono en la Antártida, además de reducir la capa de ozono que protege a la tierra.

Paul Crutzen y otros científicos concluyeron que el azufre enfriaría el planeta pues de esa forma se ha reducido la temperatura de la tierra cuando han ocurrido grandes erupciones volcánicas. La revista Science afirma que esas mismas erupciones han causado la reducción de la capara de ozono.

“Nuestra investigación establece que tratar de enfriar artificialmente el planeta podría tener efectos secundarios peligrosos” , afirma Simone Tilmes, científico del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica; a su parecer se necesita una investigación más exhaustiva antes de aplicar soluciones de "geo ingeniería".