Desempleo entre latinos inmigrantes supera al de los hispanos nacidos en EE.UU.

El declive del sector de la construcción de EE.UU. ha afectado especialmente a los trabajadores hispanos inmigrantes que, según un estudio publicado, registran tasas más altas de desempleo que los latinos nacidos en el país.

El informe, presentado por el Pew Hispanic Center, subraya el impacto negativo de las últimas tendencias del mercado laboral en la comunidad latina del país, que en 2007 perdió cerca de 250 mil puestos de trabajo.

Las tasas de desempleo de los latinos aumentaron del 4,9 por ciento al 6,5 por ciento entre 2007 y 2008, mientras que las cifras entre la población no hispana apenas variaron, al pasar del 4,4 por ciento al 4,7 por ciento en ese mismo período.

Entre los hispanos más perjudicados se encuentran los inmigrantes, que por primera vez desde 2003 registran tasas de desempleo más elevadas que los latinos nacidos en Estados Unidos.

Desde el primer cuatrimestre de 2007 al primero de 2008 el porcentaje de desempleo entre los hispanos nacidos fuera de EE.UU. pasó del 5,5 por ciento al 7,5 por ciento, comparado con el escaso crecimiento del 6,7 por ciento al 6,9 por ciento entre los latinos nacidos en el país.

Cerca del 90 por ciento de las pérdidas de empleo de la población hispana a lo largo del año pasado en el sector de la construcción correspondieron a puestos ocupados por inmigrantes.

De este modo, los trabajadores latinos que abandonaron esta industria en 2007 incluyen cerca de 221 mil inmigrantes, 152 mil de los cuales procedían de México.

Los últimos datos, extraídos de la oficina del censo y de estadística laboral, muestran que el 52,5 por ciento de los hispanos en edad de trabajar -a partir de los 16 años- son inmigrantes, así como que el conjunto de la comunidad latina representa el 14,2 por ciento de la fuerza laboral del país.

Durante muchos años la construcción ha proporcionado el mayor crecimiento laboral para los trabajadores hispanos, especialmente para el colectivo inmigrante.
Incluso en la crisis inmobiliaria de 2006 los latinos encontraron alrededor de 300 mil puestos de trabajo en el sector de la construcción, desde el primer cuatrimestre de 2006 hasta el primer cuatrimestre de 2007.

Sin embargo, el presente declive en el sector ha ido eliminado esas ganancias prácticamente en su totalidad.

A pesar del profundo impacto de la ralentización económica del país en los trabajadores inmigrantes latinos, no hay ningún indicio de que estén dejando el mercado estadounidense.

Los índices de su población activa -el porcentaje de inmigrantes latinos en edad de trabajar tanto si están trabajando cómo si se encuentran buscando un empleo- han permanecido estables, aunque ahora juegan un rol menor en el crecimiento laboral hispano respecto años pasados.

Por otro lado, el Pew Hispanic Center resalta que la situación laboral de las mujeres hispanas en 2007 registra tasas más negativas que las de los hombres.

El estudio anota que la tasa de desempleo entre las mujeres de esta comunidad aumentó del 5,6 por ciento al siete por ciento, cifras que suponen cerca de 130 mil puestos de trabajo menos.

En esta línea, los honorarios semanales para la mayoría de los latinos también se vieron perjudicados en comparación con el año pasado, especialmente en el sector de la construcción.

El conjunto de los empleados hispanos en la construcción experimentó pérdidas salariales del 6,9 por ciento, mientras que las de los latinos nacidos fuera de las fronteras estadounidenses se situaron en el cuatro por ciento.