Después de 18 años Kuwait nombra embajador en Irak

Kuwait nombró a su primer embajador ante Irak tras 18 años de la Guerra del Golfo Pérsico, el nombramiento pone fin a un pasado doloroso entre los dos países, que en 1991 se enfrentaron militarmente dejando varias víctimas mortales.


El ex teniente general Ali al-Momen se posesionará como nuevo embajador de Kuwait ante Irak. Su nombramiento se hará oficial a través de un decreto del emir. Kuwait no tenía embajada en Irak desde 1990 tras la invasión de los iraquíes en este territorio. La guerra empezó el 2 de agosto de 1990 cuando Irak se enfrentó a una coalición de 34 naciones lideradas por Estados Unidos.

Los países integrantes de la coalición eran Argentina, Arabia Saudita, Australia, Bangladesh, Bélgica, Canadá, Checoslovaquia, Corea del Sur, Colombia, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Grecia, Hungría, Reino Unido, Italia, Kuwait, Marruecos, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Omán, Pakistán, Polonia, Portugal, Qatar, Senegal y Siria.

Los 34 países lograron congregar una tropa de 680 mil hombres, dos mil carros de combate, seis portaaviones, 100 barcos de guerra y 1.800 aviones.

De la misma forma, Irak situaba a un ejército de 545 mil soldados, 4.500 carros blindados de combate y 700 aviones. Así mismo, contaban con misiles de alcance medio y algunas plataformas móviles con las que era posible disparar desde cualquier zona en Iraq.

Los lazos regionales intentaron reanudarse en 2003 cuando las Fuerzas
Militares estadounidenses derrocaron a Saddam Husein, tras este hecho Irak volvió a abrir las puertas de su embajada en Kuwait pero éste no siguió los pasos y se abstuvo de abrirlas en Bagdad.

En ese mismo año, varios países árabes como Turquía, Emiratos Arabes y Bahrein, entre otros, dieron a conocer su preocupación por la seguridad. Diplomáticos de esos países habían sido secuestrados, heridos y asesinados en Irak.

Después de cinco años de trabajo estadounidense por unir a los países árabes que en algún tiempo padecieron la inseguridad, Kuwait abrió las puertas de su embajada en Irak. La noticia de la reapertura de la sede diplomática demuestra el apoyo de Washington para unir a estos países y así puedan dejar a un lado la suspicacia hacia el régimen de Bagdad, que es chiíta.

 

 


 

Temas relacionados