Detienen investigación de caso de niña desaparecida en Portugal

La policía abandonará las investigaciones por la desaparición de la niña británica Madeleine McCann debido a falta de pruebas.

Tres diarios portugueses dijeron que la procuraduría abandonará la búsqueda de la niña antes del 15 de agosto, al finalizar el período habitual de secreto de sumario.

El cierre del caso significaría que los sospechosos, entre ellos los padres de Madeleine, dejarían de estar bajo investigación formal.

La policía reabriría el caso si surgieran nuevas pruebas.

Los tres diarios, Correio da Manha, Jornal de Noticias y Expresso, dijeron que la investigación había llegado a un punto muerto, citando a fuentes policiales no identificadas.

La policía en la ciudad sureña de Portimao, cercana al lugar donde desapareció Madeleine, derivó las preguntas a la oficina de prensa de la policía en el cuartel central de Lisboa, el cual dijo que no había declaración oficial sobre los informes periodísticos.

La niña desapareció en la región de Algarve durante las vacaciones de la familia el 3 de mayo del año pasado, unos cuantos días antes de su cuarto cumpleaños.

Las autoridades señalaron a sus padres, Kate y Gerry, así como al poblador local Robert Murat, como sospechosos. Todos han negado relación alguna con la desaparición de la menor.

Los McCann, quienes iniciaron una campaña de alcance internacional para recuperar a su hija, regresaron a su residencia en el centro de Inglaterra, con sus otros hijo e hija, gemelos fraternos menores que Madeleine, en septiembre, unos pocos días después de haber sido señalados como sospechosos.

Clarence Mitchell, el vocero de la familia, dijo a la televisora Sky News que estaban tratando de confirmar el informe, pero esperaban que continuara la búsqueda de Madeleine.

“La información que poseen no puede quedar en un anaquel juntando polvo. Kate y Gerry jamás abandonarán la búsqueda de su hija”, dijo Mitchell.

Añadió que si la policía portuguesa pone fin a su investigación, debería entregar los expedientes del caso a los investigadores privados contratados por los McCann.

Temas relacionados