Dimite cúpula militar ecuatoriana

<p>El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ecuador, general Héctor Camacho, y los comandantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada pusieron sus cargos a disposición del presidente Rafael Correa, tras la salida del ministro de Defensa, Wellington Sandoval.</p>

La salida del Ministro de Defensa ecuatoriano generó una crisis en el poder militar de ese país. Al parecer, la decisión de los altos mandos militares sería consecuencia del manejo que le dio Ecuador al roce diplomático con Colombia, ocasionado por la muerte de Raúl Reyes, miembro del secretariado de las Farc, que se dio en un campamento ubicado en la frontera común.

De acuerdo con versiones de prensa, Correa reemplazó a Sandoval por los fallos en el proceso de información respecto a la crisis con Colombia, desatada por la operación militar que se país lanzó contra un campamento de las Farc en Ecuador y que llevó a la ruptura de relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá.

Camacho anunció la dimisión de los cuatro máximos mandos militares ecuatorianos al término del acto en el que Javier Ponce, hasta ahora secretario particular de Correa, tomó posesión como nuevo titular de Defensa, en sustitución de Sandoval.

Tras ese mismo acto, el ministro de Gobierno, Fernando Bustamante, desmintió el cese del comandante general de la Policía, general Bolívar Cisneros, quien -según medios de comunicación locales- sería sustituido este miércoles por el inspector de ese cuerpo, general Jaime Quilino Hurtado Vaca.

Camacho, junto a los comandantes de las tres fuerzas, había solicitado una audiencia a Correa para analizar, de forma “frontal y transparente” , las denuncias sobre la presencia de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EE.UU. en el servicio secreto ecuatoriano.

La petición de la audiencia se dio cuando arreciaban las críticas al alto mando militar por su actuación en torno a la violación territorial colombiana a Ecuador con la operación militar que se dio en territorio del vecino país.

En los últimos días, Correa cuestionó el trabajo de los cuerpos de inteligencia militar y policial y denunció una supuesta infiltración de la central de inteligencia de Estados Unidos, CIA, en las instituciones ecuatorianas.

“No es el escenario para una cacería de brujas sino para un saludable proceso crítico y de ejercicio de la transparencia” que imprimirá en su gestión, dijo Correa, luego de que Ponce tomará juramento del cargo.

Correa le pidió la renuncia a Comandante de la Policía

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, le solicitó el miércoles la renuncia al comandante de la Policía, general Bolívar Cisneros, en medio de cuestionamientos al trabajo de los cuerpos de inteligencia.

Así lo confirmó la vocera de la policía, Gabriela Gómez de la Torre, quien dijo que “esta mañana el presidente firmó el decreto de disponibilidad del Comandante de Policía, eso ya nos comunicó a nosotros”.

Cisneros sólo se limitó a decir a la prensa que “Si esa es la decisión del Ejecutivo pues tendremos que acogernos a eso”, sin dar mayores explicaciones sobre la decisión del mandatario del vecino país.

Sin embargo, sobre los cuestionamientos de Correa sobre la labor de la inteligencia militar y policial y la supuesta infiltración de la CIA en instituciones de ese país, Cisneros aseveró que “la policía ha informado hasta por escrito al Presidente cuál ha sido la situación de inteligencia de la Policía nacional. El Señor Presidente tiene muy claro el asunto y él tiene la capacidad para determinar cualquier circunstancia”.

Temas relacionados