“Dolly” podría convertirse en fuerte huracán

La tormenta “Dolly” , a punto de convertirse en el segundo huracán de la temporada atlántica, prosigue su camino hacia la costa del noreste de México y extremo sur de Texas, donde impactará mañana, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Los meteorólogos del CNH, con sede en Miami, indicaron que “Dolly” presenta vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora y se espera que “se transforme en huracán esta tarde”.

Una tormenta se transforma en huracán cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora. Permanece en vigor un aviso de huracán para la costa de Texas, desde Brownsville hasta Corpus Christi, y para el nordeste de la costa mexicana, desde Río San Fernando hasta la frontera norte entre México y Estados Unidos.

Un aviso de tormenta está en vigor desde el norte de Corpus Christi hasta San Luis, y otra alerta de tormenta y una vigilancia de huracán activados desde La Pesca hasta el sur de Río San Fernando, en México.

Chris Landsey, meteorólogo del CNH, indicó que “Dolly” tocará tierra “el miércoles por la mañana o más tarde en un área entre el nordeste de México y el sur de Texas. No obstante -agregó-, resulta” muy pronto para determinar el lugar exacto donde tocará tierra.

El sistema se desplaza hacia el noroeste a una velocidad de 19 kilómetros por hora y se prevé que” mantenga una trayectoria noroeste o oeste-noroeste durante las próximas 24 horas“, señalaron los expertos.

Según este patrón de trayectoria, el ojo de” Dolly“impactará”  este miércoles cerca del noreste de México o el extremo sur de Texas (EE.UU.).
 
“El ojo del huracán se encuentra localizado cerca de la latitud 24,0 grados norte y la longitud 94,5 grados oeste, a unos 370 kilómetros al sudeste de Brownsville (Texas)”.

El CNH recordó la importancia de que las poblaciones que puedan resultar afectadas por” Dolly“completen de inmediato los preparativos para la protección de sus vidas.

Mientras tanto, la tormenta tropical” Cristóbal“continúa su ruta hacia el nordeste en aguas abiertas del Atlántico y se” espera que comience a perder sus características tropicales en las próximas 24 horas.

Cristobal, que se formó el pasado sábado, presenta vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora, aunque se espera que se debilite en los próximos dos días.

Los meteorólogos vaticinaron que la temporada será” ligeramente más activa" de lo normal, con la formación de entre seis y nueve huracanes y de 12 a 16 tormentas tropicales.

Temas relacionados