EE.UU. mata a 47 civiles en Afganistán, dice comisión de gobierno

Un ataque aéreo estadounidense esta semana mató a 47 civiles que viajaban a una boda, dijo el viernes el titular de una comisión del gobierno afgano que investiga el incidente.

El ataque el domingo en el distrito Deh Bala de la provincia de Nuristán también hirió a nueve civiles, dijo Burhanula Shinwari, vicepresidente del Senado, que encabezó la delegación.

Los militares estadounidenses desmintieron el domingo que hubiesen matado a civiles en el incidente. Inicialmente las autoridades afganas hablaban de 27 civiles muertos. Pero el viernes, el vocero de la coalición Nathan Perry dijo que “toda pérdida de vidas inocentes es trágica” .

“Les aseguro que los civiles nunca fueron blanco de ataques y que nuestras fuerzas se extreman por evitar bajas civiles” , afirmó. “Este incidente relativo al ataque aéreo del 6 de julio sigue bajo investigación de las fuerzas de la coalición” .

Shinwari dijo que 39 de los muertos eran mujeres y niños, incluyendo la novia.

El grupo fue atacado dos veces el domingo, mientras caminaban junto con la novia desde el pueblo de ésta hacia la casa del novio en otro pueblo, dijo Shinwari.

La comisión de nueve hombres fue despachada el martes por el presidente Hamid Karzai para investigar el incidente. Regresaron a Kabul el jueves. La comisión incluyó funcionarios del ministerio de defensa, la agencia de inteligencia y el parlamento.

Shinwari dijo que el grupo recogió informaciones de testigos y familiares de las víctimas.

Todos los muertos en el incidente de Deh Bala fueron enterrados en un cementerio cerca del pueblo donde ocurrió el ataque, agregó.

“Todos eran civiles, sin vínculos con al-Qaida o el Talibán” , afirmó Shinwari.

Los miembros de la comisión dieron 2.000 dólares por cada muerto y 1.000 por cada herido, agregó.

Las bajas de civiles han causado fricción entre el gobierno afgano y las fuerzas de Estados Unidos y la NATO, y han debilitado la posición de Karzai a los ojos del pueblo.

Más de 2.100 personas —en su mayoría milicianos— han muerto en la violencia en Afganistán este año. Más de 8.000 murieron en ataques el año pasado, según la ONU, la mayor cifra desde la invasión encabezada por Estados Unidos en el 2001.

Temas relacionados