El Parlamento español aprueba un registro de pederastas

El Congreso de los Diputados (cámara baja del Parlamento español) aprobó la creación de un registro de pederastas, al que solo tendrán acceso las autoridades judiciales y las fuerzas de seguridad.

Con este registro se pretende evitar que se repitan situaciones como el caso de Mari Luz Cortes, una niña de cinco años que murió asesinada en la ciudad española de Huelva en enero por un hombre con una condena por abusos sexuales que no había ingresado en prisión por un error judicial.

La portavoz parlamentaria del opositor Partido Popular (PP) , Soraya Sáenz de Santamaría, que presentó la iniciativa, subrayó que la aprobación supone devolver la confianza a los padres de la niña, así como convertir “ese fallo de la Justicia que acabó en tragedia en un acierto” para que casos semejantes no se vuelvan a repetir.

La Justicia española abrió un expediente por una falta muy grave de desatención a Rafael Tirado, el juez que no ejecutó la sentencia que en 2002 condenó a Santiago del Valle, el presunto asesino de Mari Luz, por abusos a su hija.

Del Valle cuenta además con otra condena de dos años de cárcel de diciembre de 2004 por agredir sexualmente a otra menor en la ciudad de Sevilla.

La desaparición de Mari Luz el pasado mes de enero movilizó a la sociedad y los cuerpos de seguridad españoles en una búsqueda que finalizó el 7 marzo con el hallazgo del cadáver de la pequeña en el Puerto de Huelva.

La situación judicial del presunto autor de la muerte de la niña, detenido el pasado 26 de marzo, con antecedentes de pedofilia, levantó la polémica y el debate en España sobre la necesidad de fortalecer las medidas de control de los agresores sexuales.

Temas relacionados