El príncipe Guillermo hizo una visita sorpresa a Afganistán

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono británico, hizo el lunes una visita sorpresa a Afganistán.

El príncipe, que se desplazó en un avión de transporte militar de la Real Fuerza Aérea británica  (RAF), aterrizó en el aeropuerto de Kandahar, donde pasó tres horas observando el trabajo de las tropas británicas antes de regresar a Gran Bretaña.

Guillermo, que se acaba de licenciar como piloto de la RAF, pilotó el C-17 Globemaster en algunos momentos del viaje.

El portavoz de Clarence House, residencia oficial del príncipe Carlos y su familia, señaló que el vuelo, que se inició el domingo en la base británica de Brize Norton y duró unas 30 horas, fue “un éxito”.
 
El viaje de Guillermo fue autorizado por su padre, el príncipe Carlos, y la reina Isabel II, su abuela, con el propósito de que “se familiarizara con las operaciones de la RAF en el frente”, según el portavoz de palacio.

El príncipe Enrique, hijo menor de Carlos y la fallecida princesa Diana, regresó recientemente de Afganistán tras pasar varias semanas luchando contra los talibanes.

Temas relacionados