El mundo condenó el asesinato de Benazir Bhutto

Dignatarios de todo el planeta lamentaron y condenaron el atentado
contra la ex premier de Pakistán, país en el que fueron decretados tres
días de duelo.

De Moscú a Washington y desde India hasta Chile, los líderes mundiales condenaron el jueves el asesinato de la líder opositora paquistaní Benazir Bhutto, y expresaron preocupación por la estabilidad en esa región asiática. En Estados Unidos, que ha alentado la reconciliación política paquistaní, el presidente George W. Bush demandó que los responsables del asesinato sean llevados a la justicia.

“Estados Unidos condena con fuerza este hecho cobarde de extremistas asesinos que intentan socavar la democracia de Pakistán", sostuvo. “Aquellos que cometieron este crimen deben ser llevados a la justicia". Bush, que efectuó sus declaraciones a la prensa en Texas, manifestó sus condolencias a la familia de Bhutto y a las familias de las demás víctimas.

Desde Santiago, la presidenta de Chile Michelle Bachelet repudió el asesinato y dijo que Bhutto fue “una mujer que luchó durante toda su vida por un Pakistán mejor". “Como Presidenta de la República, repudio un hecho de esa naturaleza, donde la violencia política puede llegar al asesinato de una líder opositora y de un grupo de personas", dijo Bachelet al iniciar un discurso en la inauguración de un conjunto de viviendas en la zona del Maule, al sur de Santiago.

Bachelet envió sus condolencias al pueblo de Pakistán y rindió homenaje a Bhutto “y a todos los que luchan en el mundo por la democracia". En la India, que ha combatido tres guerras contra Pakistán, el primer ministro Manmoha Sing expresó que Bhutto es irreemplazable y señaló que ella se había esforzado para mejorar las relaciones entre los dos países, ambos con bombas nucleares.

“Me conmocioné y horroricé mucho con la noticia del asesinato atroz", dijo Singh. “Con su muerte, el subcontinente ha perdido a una líder sobresaliente que trabajó por la democracia y la reconciliación en su país". En una carta al presidente paquistaní Pervez Musharraf, su colega francés Nicolas Sarkozy dijo que el ataque fue un “hecho odioso” y expresó que “el terrorismo y la violencia no tienen lugar en el debate democrático y en el combate de ideas y programas".

Bhutto, una ex primera ministro de Pakistán, fue asesinada en un ataque suicida en Rawalpindi 10 semanas después que volvió a su país tras ocho años de exilio. En Gran Bretaña, donde Bhutto estudió en la Universidad de Oxford, el secretario de Relaciones Exteriores David Miliband dijo que estaba “muy impresionado” por la muerte de Bhutto.

“Benazir Bhutto mostró con sus palabras y acciones un fuerte compromiso con su país", dijo Miliband. “Conocía los riesgos de su regreso para realizar la campaña, pero estaba convencida de que su país la necesitaba". En Italia, el primer ministro Romano Prodi lamentó la muerte de la dirigente opositora paquistaní y la describió como una “mujer que eligió librar su batalla hasta el fin con una única arma: el diálogo y el debate político".

En Moscú, el enviado del presidente Vladimir Putin para cooperación internacional contra el terrorismo, Anatoly Safonov, expresó sus temores de que el asesinato pueda acarrear otros hechos de violencia. “La situación inestable en Pakistán se agravará por esta poderosa razón", manifestó Safonov, de acuerdo con la agencia Interfax.

Tres días de duelo


El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, declaró tres días de luto por la muerte de la ex primera ministra Benazir Bhutto en un atentado perpetrado en la ciudad de Rawalpindi, cerca de Islamabad. En un breve mensaje televisado a la nación, Musharraf calificó el fallecimiento de Bhutto de “gran tragedia nacional". según la agencia estatal APP.

Musharraf dio sus condolencias a los miembros de la familia de la líder opositora, a varios de los cuales nombró, aunque quiso dirigirse “especialmente” a los hijos de la ex primera ministra. “Pido a todo el país que no descanse en paz hasta que terminemos con toda esta violencia", exhortó Musharraf, mientras las fuerzas de seguridad eran puestas en estado de alerta en el país.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas