España a la cabeza de los países que se oponen totalmente al uso de torturas

España, Gran Bretaña y Francia son los tres países donde la población se opone más claramente a la tortura, según una encuesta de la organización WorldPublicOpinion.org de la Universidad de Maryland (EE.UU.).

En España, junto con Gran Bretaña y Francia, el 82 por ciento de los encuestados se mostró favorable a prohibir de forma general las torturas contra supuestos terroristas.

Por detrás de estos tres países se situaron México (73 por ciento) , China y los territorios palestinos, ambos con un 66 por ciento. Estados Unidos se colocó en el puesto número 12 con un 53 por ciento de la población que rechazó la práctica de la tortura.

En conjunto, el 57 por ciento de las persona encuestadas en los 19 países incluidos en el estudio expresaron su deseo de prohibir el uso de torturas a detenidos. Sólo un 9 por ciento apoyó la idea de permitir a los gobiernos el uso indiscriminado de las torturas.

Los autores destacaron que en el caso español, el número de personas que se opone ahora a la tortura es mucho más elevado que hace dos años, cuando un 65 por ciento se mostró partidario de su prohibición total en una encuesta encargada por la BBC británica.

Entre los 19 países, las poblaciones de India, Nigeria y Turquía mostraron un apoyo mayoritario a permitir la tortura a supuestos terroristas cuando está en juego la vida de personas inocentes.

En India fue el 59 por ciento, en Nigeria el 54 por ciento y en Turquía el 51.

El director de WorldPublicOpinion.org, Steven Kull, señaló que “la idea de que el uso de torturas por parte de gobiernos es equivocada está ampliamente extendida en todos los lugares del mundo”
Kull añadió que “incluso el escenario que se oye de terroristas que tienen información que podría salvar las vidas de inocentes es rechazado como justificación para torturar en la mayoría de los países”.
 
La encuesta se realizó entrevistando, entre el 10 de enero y el 6 de mayo, a 19.063 personas en China, India, Estados Unidos, Indonesia, Nigeria, Rusia, México, Gran Bretaña, Francia, Polonia, España, Azerbaiyán, Ucrania, Egipto, los territorios palestinos, Irán, Turquía, Tailandia y Corea del Sur.

Estos países representan el 60 por ciento de la población mundial. La encuesta tiene un margen de error del 2 al 4 por ciento.

A los encuestados se les presentó dos argumentos. El primero que “los terroristas suponen una amenaza tan extrema que se debería permitir a los gobiernos utilizar algún grado de tortura si se pudiese obtener información que salvase vidas inocentes”.
 
El otro argumento fue que “deberían mantenerse claras las reglas contra la tortura porque el uso de cualquier forma de tortura es inmoral y debilitará los estándares internacionales de derechos humanos contra la tortura”.
 
Este último fue el más apoyado en 14 de los 19 países. En Estados Unidos, desde 2006 la idea de permitir excepciones para a práctica de la tortura ha aumentado del 36 por ciento al 44 por ciento, mientras que la mayoría de los que se oponen a su uso en todos los casos ha caído del 58 por ciento al 53 por ciento.

En España, sólo el 11 por ciento de los encuestados se expresó a favor de permitir excepciones para el uso de torturas y un 6 por ciento lo permitiría de forma general.

En México, un 73 por ciento rechazó el uso de torturas en cualquier caso, mientras que un 24 por ciento se inclinó por permitir excepciones. Sólo un 7 por ciento le daría mano libre al gobierno para su uso indiscriminado.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias