España destinará un 40% al Desarrollo a América Latina

La secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, anunció que España incrementará esta legislatura su ayuda al desarrollo, de la que un 40 por ciento estará destinada al ámbito prioritario de los países de América Latina.

En su comparecencia hoy en el Congreso de los Diputados para explicar los retos de la cooperación española para los próximos cuatro años, Pajín indicó que si en 2004 el total destinado a Latinoamérica apenas alcanzaba los 600 millones de euros (unos 933 millones de dólares), “en 2008 se superarán los 1.600 millones”.
 
La secretaria de Estado de Cooperación Internacional destacó además que un 15 por ciento de la ayuda se destinará a la puesta en marcha de programas de igualdad de género, en apoyo a la dignidad de las mujeres y su contribución al desarrollo.

Expresó también el compromiso del Gobierno de España de aumentar la ayuda a países de menor desarrollo en el África subsahariana.

Pajín expuso entre otros objetivos de su departamento para esta legislatura la culminación del proceso ya iniciado de la reforma de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) y la renovación de la Ley de Cooperación de 1988.

A lo largo de su comparecencia anunció que “se elevará el rango de la cooperación internacional para el desarrollo en lo referente a mecanismos de coordinación entre la Administración General del Estado”, para lo que se constituirá una Conferencia Sectorial.

En relación a la reforma de la AECID, dijo que éste organismo “ha transformado el área de ayuda humanitaria y de emergencia en la ya creada Oficina de Acción Humanitaria, que incluye un departamento de prevención y evaluación de desastres humanitarios y otro de emergencia y postconflicto”.
 
Por último, Pajín destacó la importancia de las relaciones entre las migraciones y el desarrollo, para lo que considera imprescindible el apoyo de los países de origen y de tránsito de emigrantes.

“Hay que poner en práctica políticas públicas migratorias para una gestión adecuada y coordinada de los flujos migratorios entre todos los países implicados, desde la responsabilidad compartida y la cooperación”, subrayó.