España dice que no cederán más en agricultura

Los países de la UE, entre ellos España, han advertido que han llegado al límite en sus concesiones en agricultura y han rechazado presentar una oferta que las aumente, dentro de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para liberalizar los intercambios mundiales.

Un grupo mayoritario de países ha dejado claro que la UE no puede ir “más lejos” de lo que ya ha ofrecido hasta ahora para abrir sus mercados agrícolas, según ha declarado el secretario de Estado español del Medio Rural, Josep Puxeu.

30 socios de la OMC se reúnen desde para tratar de salvar la bloqueada Ronda de Doha, iniciada en 2001 en la capital qatarí con el objetivo de profundizar en la liberalización de los intercambios mundiales.

“Ir más lejos de lo que se ha ido hasta ahora (en concesiones agrícolas) nos podría en una situación muy complicada”, ha subrayado el secretario español del Medio Rural.

Los países comunitarios han advertido al jefe negociador de la UE ante la OMC, el comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, de que “hay líneas rojas” que no puede traspasar, según ha subrayado Puxeu.

En estas discusiones, los países emergentes piden a la UE que haga más concesiones en el sector agrícola, mientras que la Unión reclama a los países en desarrollo que abran sus mercados industriales.

Según Puxeu, la UE está inquieta por cuestiones como las demandas del grupo de Cairns -países exportadores agrícolas que piden apertura de mercados y reducción de subsidios- y la parte relacionada con los “productos tropicales” (la lista de aquellos que deben someterse a una liberalización mayor y más rápida).
 
Además, otra “preocupación importante” , según el secretario del Medio Rural español, es consolidar dentro de la OMC el sistema de pagos y prever que en 2013 la Política Agrícola Común (PAC) necesita algún cambio existe la “seguridad jurídica suficiente” para hacerlo.

En estas discusiones, ha añadido Puxeu, “existen cuestiones técnicas y políticas de mucho calado, se trata de la defensa de un modelo de la PAC y de los esfuerzos que la UE ha hecho hasta ahora”.
 
Entre ellos, el secretario del Medio Rural ha hablado de la reestructuración en las fábricas azucareras, en la reducción de superficie de cultivo del algodón o en la eliminación de las restituciones (ayudas a la exportación).
 
“Hasta donde hemos llegado hasta ahora (en agricultura) lo hemos compensado con la reforma agrícola de 2003” y con medidas para hacer competitivo el sector agrícola, pero “ir más lejos sería complicado”, ha subrayado.

Los ministros de Comercio y de Agricultura de los Veintisiete han resaltado, en un Consejo celebrado, que “no hay una nueva oferta europea, ni aceptarán una propuesta que suponga más concesiones”, según la secretaria de Estado de Comercio exterior de Francia (país que preside la UE), Anne-Marie Idrac.

Idrac respondió así, en rueda de prensa, al anuncio del comisario Mandelson, quien ha afirmado que está dispuesto a ofrecer una reducción media del 60% en los aranceles a la importación de productos agrícolas, dentro de las negociaciones de la Ronda de Doha para la liberalización comercial.

Según la titular francesa, la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, explicó en el Consejo de la UE que esta cifra es un nuevo cálculo del 54 por ciento medio en recorte de aranceles que los europeos habían ofrecido hasta ahora.

Respecto a los intereses comunitarios, Idrac ha recortado la liberalización en el comercio de bienes industriales y otro elemento de negociación, una cláusula que impida exenciones para “sectores completos”, lo que podría perjudicar a la industria europea del automóvil.

La ministra española de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, llegará esta tarde a Ginebra para encabezar, junto con la secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, la delegación española de esta reunión.


 

Temas relacionados