España expulsó a casi 900 bolivianos en 2007 por carecer de documentos

España expulsó durante el año 2007 a casi 900 bolivianos que permanecían de forma ilegal en ese país, según dijo la embajadora boliviana en Madrid, Carmen Almendras, citada por la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Almendras, en conferencia de prensa en La Paz, agregó que las autoridades españolas aprehenden a unos 1.700 bolivianos al mes, aunque señaló que “no existe una avalancha de detenciones ni de expulsiones”.
 
En España, según los cálculos de diferentes instituciones, se estima que viven más de 350 mil bolivianos, de los que 70 mil cumplen con las exigencias legales y 280 mil están iniciando los trámites para obtener su permiso de residencia.

El Parlamento Europeo aprobó la semana pasada la “directiva de retorno”, que entrará en vigor a los dos de su publicación oficial y que prevé que los indocumentados puedan ser retenidos hasta 18 meses en casos excepcionales mientras se tramita su repatriación.

En la mañana, los embajadores de la Unión Europea acudieron al Senado boliviano para explicar los detalles de esa norma.

El presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, Tito Hoz de Vila, señaló que los representantes de España e Italia, donde se presume que está concentrada la mayor cantidad de bolivianos, “han expresado su voluntad y gran disposición a mejorar” los términos del tratamiento migratorio a bolivianos.

El presidente Evo Morales anunció la semana pasada una campaña internacional latinoamericana y africana para protestar contra la norma europea, que calificó como “la directiva de la vergüenza”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Lo que Daniel Ortega le aprendió a Somoza