España inaugura reunión interreligiosa con patrocinio saudí

Una conferencia patrocinada por Arabia Saudí que reunirá a rabinos israelíes y estadounidenses con clérigos de la estricta secta wahabi del islam —además de líderes mundiales de casi toda religión— es una singular oportunidad de diálogo o un golpe publicitario.

Todo depende de a quién se le pregunte. Al igual que otro encuentro que reúna a judíos, musulmanes, cristianos, hinduistas, budistas y representantes de varias religiones, las opiniones no escasean.
 
La conferencia que se inaugura el miércoles en Madrid es idea del rey saudí Abdula, que la ha convocado como un modo de aliviar las tensiones entre el islam, la cristiandad y el judaísmo, parte de un esfuerzo por representar a Arabia Saudí como una fuerza moderadora en la región.
 
“Mantener un diálogo, el hecho mismo de empezar a hablar uno con el otro, es un logro”, dijo el embajador saudí en España, Saud bin Naif bin Abdulaziz Al-Saud. “En este momento todo el mundo necesita empezar a dialogar. Esto es lo que esperamos lograr”.
 
Arabia Saudí ha presentado la conferencia como una iniciativa estrictamente religiosa y no política. Pero también tiene implicaciones políticas al provenir de una potencia del Oriente Medio que no tiene relaciones diplomáticas con Israel.
 
Abdula ha suscitado titulares recientemente al tomar contacto con líderes de otras denominaciones. En noviembre se reunió con el papa Benedicto XVI, la primera reunión entre un papa y un rey saudí.
 
Sus iniciativas han sido generalmente bien acogidas en Israel y por la comunidad judía, como también en el mundo árabe.
 
“La conferencia significa una oportunidad poco común de fortalecer el respeto mutuo entre los fieles de las tres principales religiones” , dijo monseñor Nabil Hadad, titular de la comunidad católica melquita en Jordania y participante en la conferencia.
 
De todos modos los escépticos dicen que los saudíes no son precisamente los más indicados para organizar una conferencia sobre tolerancia religiosa.
 
El wahabismo —la variante del islam suní que se practica en Arabia Saudí— es considerado uno de los más conservadores en la región, y Arabia Saudí a veces ha mantenido relaciones precarias con la otra gran rama del islam, la chií. Sólo un delegado de Irán, predominantemente chií, fue invitado, y no está en claro si asistirá.
 
Los observadores dicen que la conferencia se lleva a cabo en España en parte porque sería políticamente imposible para Abdula —guardián de los dos sitios más sagrados del islam— permitir el ingreso al reino de líderes judíos y cristianos.
 
En el 2006, España y Turquía lanzaron un programa llamado Alianza de las Civilizaciones con el objeto de mejorar el entendimiento entre occidente y los países musulmanes.
 
Se anticipa que el rey español Juan Carlos hablará a la conferencia en el primer día, junto con Abdula. Aparte de las declaraciones inaugurales de los monarcas, la reunión será a puertas cerradas.
 
Temas relacionados