Evo Morales descarta el diálogo con opositores

El Gobierno boliviano descartó este martes la convocatoria de diálogo propuesta para el próximo 1 de julio por cinco prefectos (gobernadores) opositores que decidieron no someterse al referendo revocatorio de mandatos programado para el 10 de agosto.

“Por supuesto no vamos a ir, porque el Gobierno no asiste a ningún escenario en el que se condicione el diálogo”, dijo al canal de televisión ATB el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Este nuevo llamamiento al diálogo con Morales fue planteado anoche por los gobernadores opositores autonomistas de los departamentos de Pando, Beni, Tarija y Santa Cruz, con el apoyo del de Cochabamba, al término de una reunión que celebraron en la capital tarijeña.

Este encuentro se celebró tras el referendo autonomista del domingo en Tarija, cuyos habitantes aprobaron un estatuto autonómico como ya lo han hecho también Santa Cruz (oriente), Beni (noreste) y Pando (norte).
 
Los prefectos propusieron ir a una mesa de negociación política con el presidente de Bolivia, Evo Morales, para buscar la “reconciliación nacional”, pero al mismo tiempo anunciaron su decisión de no participar en el referendo sobre mandatos convocado para agosto.

Como alternativa, plantearon el adelanto de elecciones generales para todos los cargos, si el diálogo no prospera.

En la consulta revocatoria se preguntará a los bolivianos si están de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio encabezado por Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, así como con la permanencia de los gobernadores.

Para revocar los mandatos hace falta que el “no” supere tanto el porcentaje de apoyo obtenido por cada gobernante en los comicios nacionales y departamentales de 2005, en los que fueron elegidos, así como el número absoluto de votos.

Según Quintana, el Gobierno descarta el diálogo porque no ve en los prefectos “motivación” para resolver “problemas mayores”.
 
Además criticó a los gobernadores opositores su actitud de “resistencia” para “golpear” la ley porque no quieren acatar la convocatoria del referendo revocatorio.

En las pasadas horas, Quintana también acusó a estos prefectos de “golpistas” y pidió al Congreso Nacional, donde el oficialismo controla la Cámara de Diputados y la oposición el Senado, que inicie un juicio de responsabilidades contra esos dirigentes regionales por su “aventura golpista”.

Temas relacionados