Fiscalía mexicana ha decomisado 7.402 vehículos al narcotráfico

La Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) ha decomisado 7.402 vehículos y 263 aeronaves al narcotráfico durante la gestión del presidente mexicano, Felipe Calderón, aseguró el titular de esa dependencia, Eduardo Medina Mora.

El funcionario destacó en una entrevista con el Canal 40 de televisión que desde diciembre de 2006, cuando asumió el cargo Calderón, las fuerzas de seguridad mexicanas han decomisado además 55 toneladas de cocaína, 42 toneladas de precursores químicos para elaborar metanfetaminas y 2.805 toneladas de marihuana.

También se incautaron de 13.500 armas, 1,5 millones de municiones, 900 granadas, 260 millones de dólares en efectivo y 91 millones de pesos mexicanos (unos 8,7 millones de dólares).
 
México ha extraditado a 129 personas y mantiene detenidas a otras 18 mil por delitos de narcotráfico, las cuales tienen abierta una causa judicial ante un juez federal, señaló Medina Mora.

Estas cifras “reflejan obviamente un asedio muy consistente del Estado mexicano en contra de estas organizaciones, reduciendo su capacidad de generación de ingreso, de fuego, su poder económico, y su capacidad de operación logística”, destacó el procurador.

El crimen organizado se ha cobrado este año la vida de unas 1.500 personas, lo que ha generado en México toda clase de críticas en contra de la estrategia de combate a la delincuencia emprendida por el Ejecutivo.

La “batalla frontal a la delincuencia organizada, tiene un apoyo ciudadano y popular muy grande, ocho de cada 10 mexicanos apoyan este esfuerzo”, manifestó Medina Mora.

Esta lucha “no hay manera de perderla, la verdad, y no hay manera precisamente, porque el Estado mexicano tiene los recursos, las capacidades, el talento para poderla librar con éxito y además no tenemos opción”, aseveró el funcionario.

Para el fiscal, los carteles mexicanos se fortalecieron a raíz de que “Estados Unidos cerró con éxito la ruta histórica, tradicional del trasiego de drogas de Suramérica hacia su territorio, que era el Caribe”
Por ello “el corredor Centroamérica-México se vuelve el principal para llegar al mercado más importante del mundo”, sostuvo.

Además, indicó que las bandas de narcotraficantes mexicanos “primero eran porteadores para los colombianos”, pero debido al “esfuerzo que en Colombia se hizo para desarticular el poder de estos carteles, el negocio se fragmentó” y las organizaciones perdieron poder en ese país.

El subprocurador, José Luis Santiago Vasconcelos, indicó a otro medio local que la incautación de aeronaves y embarcaciones usadas por los narcotraficantes “representó prácticamente la paralización de las operaciones” de los carteles de Juárez, liderado por Ismael “El Mayo”.

Zambada, y de Sinaloa, encabezado por Joaquín “El Chapo” Guzmán, en las costas del Pacífico mexicano.

En esta área operan en alianza esos dos carteles de la droga bajo el nombre de “La Federación”, la cual quedó “sin la posibilidad de transporte aéreo”, destacó Vasconcelos en una entrevista que reproduce hoy el diario El Universal.

Temas relacionados