FMI felicita a Guatemala por su evolución macroeconómica en 2007

El Fondo Monetario Internacional (FMI) felicitó a Guatemala por la evolución macroeconómica del país en 2007, que “ha sido positiva” y, según la institución, las perspectivas a corto plazo “siguen siendo positivas”.

En un comunicado, el FMI destacó el “vigoroso desempeño” de la economía guatemalteca en 2007, gracias a las “mejoras sustanciales” llevadas a cabo en la administración tributaria y los “esfuerzos constantes” en pro del crecimiento y la integración regional.

El FMI valora que el país haya “mantenido la estabilidad económica” y señala que el crecimiento del pasado año, del 5,7 por ciento, “ha superado con creces los promedios históricos”.
 
Pese al incremento del precio de las importaciones de petróleo, el FMI subraya que la cuenta corriente “permaneció estable con un déficit del 5 por ciento del PIB, gracias al continuo crecimiento de las exportaciones y las remesas”.
 
Así mismo, destaca que el superávit general de la balanza de pagos “ha permitido la acumulación de reservas internacionales” y señala que aunque la inflación subió el 8,75 por ciento -debido al impacto de los precios externos sobre todo del precio del petróleo y los alimentos-, la situación fiscal sigue siendo sólida.

En cuanto al futuro, el FMI considera que las perspectivas a corto plazo “siguen siendo favorables”, aunque reconoce que están sujetas “al riesgo de la desaceleración de la economía de EE.UU.”, debido a “los estrechos vínculos” económicos entre ambos países, en lo referente a comercio, remesas y flujos financieros.

Entre los riesgos, advierte que la inflación puede ser un peligro para el país, debido al continuo aumento de los precios internacionales de los alimentos y del petróleo, y recomienda control en la demanda doméstica ante “el fuerte crecimiento del crédito”.
 
En materia bancaria, aunque alabó la gestión con la que se solucionó la quiebra de dos bancos en 2006 y 2007, el FMI pidió al Gobierno que tome medidas para afianzar el marco jurídico del sistema bancario para contrarrestar factores de vulnerabilidad, como la creciente dolarización de los préstamos.

El FMI alabó el objetivo del Gobierno guatemalteco de mejorar la fortaleza del país para afrontar los choques económicos y mantener altas tasas de crecimiento para reducir la pobreza, y alentó al Ejecutivo a que continúe con la política de mantener un bajo nivel de deuda pública para asentar las políticas macroeconómicas del país.

Temas relacionados
últimas noticias