Gobierno de Morales enjuiciará a los autonomistas de Santa Cruz

El Gobierno de Evo Morales anunció hoy que enjuiciará a los líderes opositores de la región boliviana de Santa Cruz que organizan un referendo autonomista para el próximo 4 de mayo y después emitirán varias normas y decretos regionales.

"Ni siquiera es algo que podamos optar. Estamos en la obligación de instaurar procesos legales correspondientes a aquellos que han realizado, fomentado y convocado a actos ilegales", dijo hoy el ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, a la radio estatal Patria Nueva.

El presidente Morales remarcó el sábado, durante una reunión con sus bases cocaleras, que los estatutos autonómicos de Santa Cruz que se someterán a la consulta "son una verdadera sedición" y pidió la intervención de la justicia para defender "la unidad del país".

Según Rada, si bien el Ejecutivo "no quisiera" llegar a los juicios contra las autoridades cruceñas, no le queda alternativa porque esa consulta autonomista tiene "vicios de ilegalidad".

Los líderes cruceños, encabezados por su prefecto (gobernador) Rubén Costas, han defendido la legalidad del referéndum y están decididos a realizarlo el 4 de mayo, pese a que fue desautorizado por el Gobierno, el Congreso y la Corte Nacional Electoral.

Además de Santa Cruz, en el mismo proceso están las regiones de Beni, Pando y Tarija, con consultas programadas para junio, y que tienen el apoyo de dirigentes opositores de Cochabamba y Chuquisaca.

El ministro de Gobierno también abogó porque esas autoridades acepten un proceso de diálogo con el Ejecutivo con la mediación de la Iglesia Católica, que ha convocado a los prefectos para una reunión que se celebrará mañana en la ciudad de Cochabamba.

Bolivia vive una crisis política en la que concurren dos procesos paralelos que, por el momento, parecen irreconciliables: la refundación constitucional que propone Evo Morales y el proyecto autonomista de las regiones opositoras.

Morales solicitó la colaboración de la Iglesia Católica y de Brasil, Argentina y Colombia para que actúen de mediadores en el conflicto político que, según el Gobierno, amenaza con fracturar incluso la unidad territorial de Bolivia.

El canciller brasileño, Celso Amorim, concluirá hoy su visita a Bolivia, donde se reunió con el Ejecutivo y la oposición, al igual que hicieron la semana pasada su homólogo argentino, Jorge Taiana, y el vicecanciller colombiano, Camilo Reyes.

Según publica el diario La Razón, Amorim reconoció el sábado que hay una falta de voluntad para dialogar entre las partes.

"Los últimos informes que recibimos, digamos en conversaciones recientes, me dejaron un poco preocupado con relación a la disposición de abrir ese diálogo", dijo Amorín durante una reunión con el Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, indicó ese diario.

Temas relacionados