Gobierno mexicano ofrece 97.740 dólares de recompensa por delatar a sicarios

El Gobierno mexicano ofrece un millón de pesos (97.740 dólares) de recompensa a quien ofrezca información útil para detener a los asesinos de 8 personas en un tiroteo en el estado norteño de Sinaloa, informó la fiscalía federal.

Los hechos ocurrieron el día 13 en la ciudad de Guamúchil, ubicada en este territorio considerado como la cuna de los principales capos mexicanos del narcotráfico.

La policía halló siete de los cadáveres a poca distancia de una comisaría, en la parte trasera de un centro comercial, en el interior de cuatro vehículos que habían sido tiroteados; tres de los asesinados eran menores y otros dos no sobrepasaban los veinte años.

Otra persona más falleció en una clínica de la zona.

En el área del tiroteo las autoridades recogieron más de 300 casquillos de fusil AK-47 y R-15, armas comúnmente utilizadas por los carteles de la droga del país.

El comunicado de la fiscalía ofrece un número de teléfono y un correo electrónico para quienes puedan ofrecer información, y promete que su identidad será mantenida en secreto.

La recompensa se entregará una vez los culpables del asesinato hayan sido identificados, localizados y detenidos.

El estado de Sinaloa, base del cártel del mismo nombre, es uno de los que más víctimas mortales acumula este año por la violencia de las mafias de la droga, enfrentadas entre sí y perseguidas por el Ejecutivo federal en todo el país.

En lo que va de año, informaciones extraoficiales sitúan en 2.205 los muertos por acciones del crimen organizado en todo México, y en cerca de un cuarto de esa cantidad los asesinatos del narcotráfico en Sinaloa.

Para tratar de frenar la ola de asesinatos en Sinaloa, el Ejecutivo mantiene 4.000 militares y policías federales en el estado, en el denominado operativo Culiacán-Navolato.

Otras peticiones de colaboración de las autoridades han provocado la reacción negativa de los cárteles, cuyos sicarios han asesinado a presuntos informantes y colocado carteles amenazantes de advertencia junto a los cuerpos para quien pretenda colaborar con el Gobierno.

“Para que sigas hablando, soplón, el Ejército no te va a proteger a ti y a los tuyos. Para los soplones”, decía uno de los llamados 'narcomensajes', encontrado en mayo junto al cadáver de una mujer asesinada.

El jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, es considerado por autoridades como un criminal sagaz y que cuenta con el apoyo popular en zonas rurales de Sinaloa.

 

Temas relacionados