Hallan en Argentina una granja en la que se esclavizaba a niños bolivianos

Funcionarios judiciales argentinos detuvieron al responsable de una granja de la provincia de Buenos Aires en la que trabajaban 30 personas, en su mayoría de origen boliviano y varias de ellas niños, en condiciones de esclavitud e insalubridad.

La granja se encuentra en la localidad de Capilla del Señor, a unos cien kilómetros de la capital argentina, y en ella se halló a niños de 4, 6 y 10 años trabajando en la producción avícola.

El registro fue ordenado por el fiscal de la localidad de Zárate, Juan José Maraggi, quien explicó a medios locales que los trabajadores se distribuían en siete naves y cada familia se encargaba de una de ellas “en condiciones de insalubridad” muy graves.

“Hay canastos distribuidos por toda la granja con veneno para moscas, mientras que las viviendas no tienen ventanas ni luz y los baños no tienen puertas”, declaró Maraggi.

Añadió que “la jornada laboral aquí era de 7 a 21 y a partir de esa hora los propietarios de la granja electrificaban el cerco para que nadie saliera”.

Una de las personas que se encontraban a cargo de la granja fue detenida en la operación, pero el lugar es parte de una empresa que tienen otros seis establecimientos, por lo que ahora la Fiscalía pretende averiguar si se repiten las mismas condiciones en las otras granjas.

“Los empleados del lugar viven en condiciones de insalubridad pero en el lugar donde se almacenan los huevos hay aire acondicionado”, recalcó Maraggi.

Por su parte, los empleados del lugar denunciaron a periodistas que para poder cumplir con la producción que los propietarios les pedían, debía trabajar todo el grupo familiar, incluidos los niños, pero los dueños “solo le pagaban el sueldo al hombre”.
 
Indicaron también que el guano de las aves era removido cada tres meses y que eso provocaba enfermedades a sus hijos, que además como consecuencia del trabajo no podían ir al colegio.

Temas relacionados