La Haya acusa a presidente de Sudán de crímenes de lesa humanidad y genocidio

El fiscal jefe de la Corte Penal Internacional(CPI), Luis Moreno Ocampo, acusó al presidente de Sudán, Omar al Bachir, de crímenes de guerra, lesa humanidad y genocidio en Darfur, donde han muerto más de 300.000 personas en cinco años de conflicto.

Los datros del fiscal de La Haya dan cuenta de que "fuerzas y agentes" bajo el control de Bashir habían asesinado al menos a 35.000 civiles de golpes y que causaron la "muerte lenta" de 80.000 a 265.000 personas, que fueron desplazados de sus hogares en medio de enfrentamientos.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas denunció en junio la falta de cooperación de Sudán con el CPI, cuya jurisdicción no reconoce, y la Unión Europea amenazó con sancionar a Jartum

Sudán, la mayor nación del continente africano, sufre múltiples divisiones religiosas, étnicas y socio-económicas, acentuadas por las luchas para apropiarse las riquezas naturales, desde que en 1978 se descubriera petróleo al sur del país

Los enfrentamientos en Darfur, región occidental de Sudán fronteriza con Chad, se han cobrado miles de muertos y han ocasionado unos dos millones y medio de desplazados a campos de refugiados dentro y fuera del país, en lo que la ONU ha definido como uno de los peores desastres humanitarios de este siglo.

Temas relacionados