Inundaciones y aludes de barro ocasionan desastres en China

35 personas han perdido la vida en Yunnan, provincia china, debido a lluvias, inundaciones y aludes de barro, señaló la administración local citada por la agencia de noticias Xinhua.

Los datos de la administración central señalan que, en lo que va de año, han muerto en China 176 personas debido a las lluvias e inundaciones que se concentran en el país asiático en la temporada estival.

En Yunnan, situada al pie de los montes Himalaya, 1,9 millones de personas se han visto afectadas por el monzón, que ha arrasado 1.620 viviendas y arruinado 8.200 hectáreas de cultivo.

En la provincia oriental de Anhui, donde 40 personas han muerto por las inundaciones, los afectados ascienden a más de medio millón.

Las continuas lluvias están afectando a 12 provincias y regiones del sur de China desde el 7 de junio, entre ellas Cantón, Guangxi Zhuang, Hunan y Jiangxi, mientras el tifón ‘Fengshen', que ha dejado más de 229 muertos en Filipinas - sin contar las 800 víctimas del naufragio de un barco - se acerca a la costa suroriental china.

El lago Taihu, en el delta del río Yangtsé, está a punto de desbordarse, por lo que las autoridades de las provincias afectadas, Zhejiang, Jiangsu y la metrópolis de Shanghai, están ordenando drenar el agua a contrarreloj para evitar una potencial inundación.

Los expertos han advertido de que este año se podrían producir fuertes inundaciones en el cauce del río Yangtsé, que sufrió su peor desbordamiento en 1998 con más de 4.000 muertos. Las lluvias e inundaciones del monzón se cobraron el año pasado más de mil vidas en China.

Temas relacionados