Izquierda uruguaya desautoriza a Vázquez y derogará la "Ley de caducidad"

<p>El plenario de izquierdas Frente Amplio, que gobierna Uruguay, aprobó durante una reunión de fin de semana adherirse a la campaña para derogar la &quot;Ley de caducidad&quot;, que perdonó a los militares y las acciones del Gobierno &quot;de facto&quot;.</p>

La norma que se pretende derogar fue sancionada el 22 de diciembre de 1986, impulsada por el entonces presidente, Julio María Sanguinetti, y constituyó el último capítulo de una serie trabas jurídicas y políticas implementadas en los juicios a militares, tras los gobiernos "de facto". .

La decisión del Frente Amplio de promover la derogación de la ley es una desautorización implícita al propio presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, quien se ha mostrado contrario a mantener la norma.

En el Congreso de la coalición en el pasado mes de diciembre se había dejado en "libertad de acción" a los militantes para acompañar la derogación de la ley, que se conoce también como de "impunidad".

Promovida por iniciativa de los representantes del Partido Comunista y apoyados por otros sectores marxistas, se resolvió participar en la recolección de firmas para derogar la ley de perdón a los militares.

En el plenario de la coalición izquierdas de este fin de semana se resolvió impulsar la derogación tras obtenerse 81 votos afirmativos, 9 negativos y 53 abstenciones.

La decisión no está de acuerdo con la determinación del Presidente Vázquez y el Ejecutivo del Frente Amplio, que busca mantener y aplicar la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado.

La coordinadora, que impulsa la norma, tiene unas 60.000 firmas ya recolectadas, cuando se necesita un poco menos de 300.000 para promover la anulación.

La recolección fue iniciada por la principal central sindical de Uruguay, el PIT-CNT (Plenario Intersindical y Convención Nacional de Trabajadores) con el apoyo de algunos grupos de izquierda.

En tanto, los principales sectores y otros grupos de la coalición de la izquierda gobernante han preferido abstenerse.

Felipe Michelini, uno de los impulsores, dijo a la prensa que la decisión "establece que todo el Frente Amplio salga a juntar firmas para la anulación de la ley de la 'impunidad'".

A su vez, el secretario del Partido Socialista, Eduardo Fernández, dijo a la prensa: "Creemos que podríamos haber caminado por otro lado, pero nosotros, siempre que se resuelve algo, aunque estemos en minoría o no nos convenza del todo, lo tomamos con la seriedad que significa la resolución del Plenario".

Temas relacionados